ÓscarIbazeta
Apuntes Retail Por Óscar Ibazeta

Se está especulando mucho sobre la salida de Oechsle del Jockey Plaza, pero sin ánimo de ser pitoniso fue una crónica de una muerte anunciada.

La inversión de Oechsle en este nuevo local fue alta, US$26 millones aproximadamente, incluso contrataron a diseñadores internacionales para desarrollar esta nueva tienda, pero finalmente no caminó, ¿cuál es el motivo?

Muchos señalan que el culpable de la salida es el surtido, otros dicen que la ausencia de marcas reconocidas, lo cierto es que ni el mejor surtido te garantiza buenas ventas si la ubicación no es buena.

La configuración de un centro comercial debe permitir un tráfico fluido entre las tiendas ancla. En el caso de Oechsle, su ubicación no está hecha para que “converse” con la tienda ancla más cercana que es Ripley. El actual circuito no permite que el tráfico del centro comercial llegue hasta la zona de Oechsle. Cualquier persona sin ser un experto puede observar que el grueso del tráfico se mantiene en el pasillo central entre Saga y Ripley.

Cuando conversábamos con algunos propietarios y gerentes de algunas cadenas de tiendas, sobre la actual configuración del centro comercial y su nuevo hall, adelantábamos que iba a ser muy difícil que el sitio calentara y lograra un tráfico similar al del pasillo principal. Particularmente pienso que para lograr calentar esta zona habría que hacer cirugía mayor, trasladando el cine o algún generador de tráfico potente hacia ese sitio o seguirá como un congelador.

Oechsle probablemente haya esperado a ver el resultado del nuevo hall, y al comprobar que no tendría un impacto positivo en sus alicaídas ventas, decidió retirarse del juego.

La tienda Paris de Cencosud también tiene un panorama complicado. Si el centro comercial no lleva a cabo alguna iniciativa que potencie esa zona, quizá Paris podría recorrer el mismo camino de Oechsle. Por el bien del retail local, esperamos equivocarnos. Viviremos para verlo.