ÓscarIbazeta
Apuntes Retail Por Óscar Ibazeta

Hace algunas semanas conversaba con un amigo directivo de una cadena de tiendas y me hizo un comentario que quiero compartir con ustedes. Estábamos hablando sobre diversos temas relacionados al retail y sobre cuál puede ser más efectivo que otro y me comentó sobre lo afortunados que somos los latinoamericanos porque vivimos en una máquina del tiempo.

Solo tenemos que “encenderla” y ver qué es lo que sucederá en dos años, cinco años o más, dependiendo del país al que queramos mirar. Nuestra realidad es de países en crecimiento que siempre están tratando de reducir distancias con los mercados más desarrollados.

Si encendemos ahora esta máquina, ¿qué podemos ver? En estos días acaba de haber un desplome en el índice ETF de S&P que mide el rendimiento de los negocios minoristas. Ha sido un muy mal año para el comercio minorista tradicional en Estados Unidos y hay varios analistas que ya hablan del fin de los centros comerciales y sus principales tiendas ancla, tal como los conocíamos. En resumen, el comercio electrónico está erosionando de forma importante a los minoristas tradicionales, los flujos de tráfico siguen en caída libre, y sin tráfico, no hay ventas.

Esto debe encender nuestras alarmas y empezar a ver los planes de contingencia porque es una realidad que llegará a nuestras tierras nos guste o no. Lo difícil es saber cuánto tardará o qué evento será el gatillador de esta tendencia. Hace diez años intenté desarrollar un blog con fans para dialogar con ellos y marketing me miraba como si estuviese loco y les estuviese haciendo perder el tiempo. Hoy ese tipo de desarrollos son moneda corriente. Son muy pocas empresas (las puedes contar con los dedos de una mano) las que realmente están en el comercio en línea. Quizá en diez años más, el comercio en línea y la entrega el mismo día ya sean moneda corriente en nuestras tierras, pero si fuese en solo unos tres años, ¿estaríamos preparados? Empecemos a usar la máquina del tiempo.