26 agosto 2014

Cambios frecuentes de ministros y corrupción continuarán afectando la percepción de riesgo político en el Perú, afirma S&P

La agencia calificadora de riesgo manifestó que la mala administración en los gobiernos locales y regionales es otro aspecto que seguirá jugando en contra al país en ese aspecto.

En ese sentido, consideró que eventuales mejoras en el panorama político del Perú, como una mayor capacidad de las instituciones y del sector público para cumplir con las necesidades sociales y de infraestructura, podrían conducir a una mayor solvencia del país.

Mientras que -dijo- la mejora de la eficacia del gobierno, junto con una mayor inversión en la infraestructura física del país, podría mejorar el perfil financiero peruano. Agregó que bajo un escenario de ese tipo también podrían subir las calificaciones.

artículo relacionado¿Es posible desacoplar nuestra economía del acontecer político?

Refirió que en el otro lado de la moneda se encuentra “una desaceleración inesperada, más permanente y significativa en las tasas de crecimiento económico de Perú”. Ello -afirmó- podría debilitar la solvencia si conduce a medidas de política que podrían debilitar el sólido marco macroeconómico del Perú.

Por tal motivo, precisó que la mejora de la ejecución de la inversión pública, sobre todo a nivel regional, aún es importante para el papel principal que cumple la inversión privada en la modernización de la todavía deficiente infraestructura del Perú.

Artículos Relacionados