03 abril 2018

China vs EEUU: guerra comercial podría desacelerar el crecimiento del PBI mundial

Wood Mackenzie prevé que una guerra comercial a gran escala haría que el crecimiento mundial caiga de 2.9% a 2.2%.

Tal como habían advertido funcionarios chinos, el gigante asiático decidió aplicar aranceles a 128 productos estadounidenses, en su mayoría del sector agrícola, en respuesta a las tarifas estadounidenses sobre las importaciones de aluminio y acero. El accionar de China no causa una preocupación inmediata en el mercado, sin embargo, Jonathan Butcher, economista principal de Wood Mackenzie, advierte que “hay un riesgo real” de que el conflicto comercial escale si Trump anuncia más medidas proteccionistas.

“Ese riesgo en sí mismo es una amenaza para la economía mundial”, afirma Butcher. Según cálculos de Wood Mackenzie, de acrecentarse la guerra comercial entre EEUU y China el crecimiento del PBI global podría desacelerarse de 2.9% a 2.2% en los próximos cuatro años. En enero, el Banco Mundial proyectó que la economía mundial crecería 3.1% en el 2018 y 3% 2019, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que crecería 3.9% en ambos años.

El economista de Wood Mackenzie añadió que la confianza juega un papel importante en el mantenimiento del impulso económico. “La amenaza de una guerra comercial podría amortiguar el sentimiento, disminuyendo el consumo y la inversión de las empresas”, sostuvo. Butcher señaló que una guerra comercial impactaría en el precio de los materias primas y fortalecería el dólar.

No obstante, el economista indicó que ambos países desean evitar una guerra comercial, en referencia a las declaraciones que dieron funcionarios chinos a fines de marzo. La portavoz del ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, aseguró el lunes pasado que “China está dispuesta a negociar con Estados Unidos para gestionar de manera apropiada nuestras divergencias sobre la base del respeto mutuo y de los beneficios recíprocos”. Y es que a pesar de las tensiones, China y EEUU están negociando discretamente para buscar acuerdos sobre el acceso de las empresas estadounidenses al mercado chino, según Wall Street Journal.

artículo relacionadoEl proteccionismo de Trump: ¿cuál es el impacto de una guerra comercial?

La perspectiva en torno a las negociaciones no es tan optimista en el caso de BNP Paribas, uno de los principales bancos de Europa y Francia. En conversación con El Economista de España, el economista jefe de mercados de BNP Paribas en Nueva York, Paul Mortimer- Lee, indicó que “una guerra comercial puede comenzar con un solo disparo” y que les preocupa que “esto ya haya ocurrido”.

Impacto acotado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también ha indicado que prevé imponer tarifas arancelarias a productos chinos por valor de hasta US$60,000 millones anuales. Al respecto, el embajador de China en EEUU, Cui Tiankai, sostuvo este lunes que tomará contramedidas en la “misma proporción” y escala si Estados Unidos impone aranceles adicionales sobre productos chinos, informó Reuters. Según medios estadounidenses, Trump anunciará esta semana los nuevos aranceles.

Mientras persistan las negociaciones, el impacto en China de los potenciales aranceles por valor de hasta US$60,000 millones sería mínimo. Wood Mackenzie estimó que dicho monto equivale a cerca del 2.6% del total de exportaciones de mercancías de China, y el 2.5% del total de importaciones de productos estadounidenses. “Las últimas tarifas son mucho más importantes para China que las medidas de acero y aluminio previamente anunciados”, indicó Butcher.

No obstante, el economista principal de Wood Mackenzie agregó que no esperan que las nuevas restricciones tengan un impacto significativo en el crecimiento de China, ya que su economía no es dependiente de las exportaciones y los US$60,000 millones representan alrededor del 0.4% de su PBI. En EEUU, Butcher estima que es probable que los consumidores paguen más por las importaciones con precios más altos, pero recalca que el impacto sobre la inflación y el crecimiento será mínimo. “Nuestra principal preocupación es la venganza y la escalada [de la guerra comercial]”, afirman.

Artículos Relacionados