08 mayo 2018

Argentina acudirá al FMI para solicitar un rescate: "He decidido iniciar conversaciones"

Fuentes cercanas al gobierno estiman que el crédito rondaría los US$30,000 millones.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció que ha iniciado conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para recibir una “línea de apoyo financiero” por la situación que vive el país, que enfrenta una depreciación de su moneda nacional pese a la intervención del Banco Central, que subió su tasa de interés de referencia a 40%, la más elevada del mundo. Fuentes cercanas al gobierno estiman que el crédito rondará los US$30,000 millones, anotó el diario argentino Clarín.

“He decidido iniciar conversaciones con el FMI (..) Hace minutos hablé con Christine Lagarde, su directora, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo. Esto nos va a permitir avanzar en este plan de crecimiento y desarrollo, dándonos respaldo para enfrentar este escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido”, manifestó Mauricio Macri en un mensaje grabado. El mandatario llevaba más de dos años prometiendo que no pediría un rescate, recordó El País.

El jefe de Estado de Argentina justificó el inicio de las negociaciones con el FMI en las condiciones mundiales “cada día más complejas” que su gobierno debe enfrentar, en referencia al retiro de estímulos que llevó al Banco Central a elevar sus tasas de interés, el precio del petróleo y la devaluación de la moneda. “El problema es que somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo, producto del enorme gasto público que heredamos y que estamos ordenando”, agregó.

artículo relacionadoPolítica monetaria en Argentina: alza de tasas, desplome del peso e incertidumbre

El anuncio de Macri se da luego de que el Banco Central anunciara nuevas alzas de tasas de interés en las últimas semanas. El 27 de abril el banco elevó las tasas de 27.26% a 30.25% para frenar la caída del peso, el cual había perdido 10% de su valor contra el dólar desde enero. Menos de una semana después, el 3 de mayo, la entidad continuó con el incremento y anunció que elevó las tasas de 33.25% a 40%.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien junto a su equipo económico viajará esta noche a Washington para negociar el acuerdo, intentó de disipar las dudas y reacciones de la población argentina y afirmó que el FMI es “muy distinto al que conocimos”. “Hemos iniciado conversaciones con el FMI para tener líneas de crédito preventivas. El FMI apoyó la política gradual, atacando el déficit fiscal pero cuidando a todos, sobre todo a los que menos tienen”, señaló en conferencia de prensa.

Horas después del anuncio del mandatario, la directora del FMI, Christine Lagarde, emitió un comunicado en el que confirmó el inicio de las negociaciones con Argentina, pero sin dar detalles del monto. “Argentina es un valioso miembro del Fondo Monetario Internacional. Agradezco la declaración que el presidente Macri hizo hoy y espero con interés continuar nuestra colaboración con Argentina. Se han iniciado discusiones sobre cómo podemos trabajar juntos para fortalecer la economía argentina y llevaremos estas conversaciones a cabo en breve”, dijo.

La última vez que Argentina solicitó ayuda del FMI fue en el 2001, cuando pidió alrededor de US$40,000 millones para paliar el efecto de la congelación parcial de los depósitos bancarios, el incumplimiento de los pagos de la deuda pública, y el abandono de la paridad fija del peso al dólar. El papel del organismo fue criticado por diversos economistas, lo que llevó al FMI a reconocer en el 2003 que “el colapso del país latinoamericano y sus consecuencias económicas y sociales significaron un coste a la reputación del organismo internacional”.

Cabe recordar que el FMI y Argentina firmaron cuatro acuerdos de asistencia financiera entre 1991 y 2001 y, en ese lapso, la deuda externa del país austral pasó de unos US$70,000 millones, a finales de 1990, a los más de US$140,000 millones registrados en 2001, de acuerdo al diario español.

Artículos Relacionados