10 julio 2018

Guerra comercial: China enfrenta fuga de capitales y efecto negativo en el yuan

Scotiabank estima que el impacto de las medidas comerciales proteccionistas sería de 0.2 puntos al PBI chino.

La guerra comercial —Estados Unidos impuso aranceles a bienes chinos industriales valorizados en US$34,000 millones; China aplicó aranceles por el mismo monto a productos agrícolas— impactará en el crecimiento económico de China en 0.2 puntos potenciales, según estimados de diversos analistas, recogidos por Scotiabank.

Según un reporte del área de estudios económicos del banco, la primera variable afectada es el yuan, que se ha devaluado cerca de 6% entre abril y julio de este año. Si bien el banco central de ese país ha intervenido en el mercado cambiario, el gobierno chino ha asegurado públicamente que no manipulará su moneda como represalia, la cual se mantendrá estable.

“China exporta a EEUU cerca de US$500,000 millones, pero compra de EEUU US$130,000 millones […] Con la devaluación del yuan, los productos de EEUU se harían más caros en China, lo que podría desviar el consumo hacia productos chinos”, indicó Scotiabank en su reporte semanal.

En cuanto a la política monetaria, el Banco Central de China ha optado por mantener su tasa de interés de referencia en 4.35%. No obstante, sí redujo el encaje bancario en 100 pbs, hasta 14% para bancos grandes y 16% para los bancos pequeños. El nuevo presidente del ente emisor, Yi Gang, señaló que “mantendrán una política monetaria prudente y neutral, sin adoptar una posición demasiado expansiva ni estricta”.

artículo relacionadoFitch: el crecimiento global seguirá sólido, pese a menor impulso de China y Europa

Asimismo, las autoridades chinas han señalado que continuarán con la apertura del mercado —buscan intensificar relaciones comerciales con Europa— y con las reformas necesarias para reducir el nivel de endeudamiento.

China —su economía habría crecido 6.7% durante el primer semestre del año, cifra que supera el estimado de 6.5%, pero refleja una ligera desaceleración respecto del 6.8%— también enfrenta una fuga de capitales. “En mayo China perdió US$14,230 millones de sus reservas, como reflejo de la fuga de capitales. Esta situación parece haberse calmado, pues en junio se registró un leve aumento de las mismas (US$1,510 millones)”, indicó Scotiabank.

Las medidas proteccionistas continuarían. Se espera el anuncio de Trump de aranceles por un valor transable de US$16,000 a productos chinos. Aun así, Scotiabank prevé que la economía china crecerá 6.6% en el 2018 y de 6.3% en el 2019.

Artículos Relacionados