14 marzo 2019

El precio del oro cayó por debajo de la barrera psicológica de US$1,300 en marzo

El precio del oro cayó a US$1,293 por onza pero recuperará su tendencia alcista, según Scotiabank.

El precio del oro ha caído debajo de los máximos del año pasado, pero tendría espacio para subir, según el último reporte de Scotiabank. Ello debido a que las probabilidades de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantenga su tasa, al menos hasta la reunión de junio, es de casi 100%.

A comienzos de marzo el precio del oro cayó a US$1,293 por onza, rompiendo hacia abajo la barrera psicológica de US$1,300. Si bien pudo ser por una corrección de toma de ganancias, “es clave que si en el corto plazo el precio del oro vuelve a superar la resistencia de US$1,300, recuperaría la viada y volvería a su figura alcista, pero si cae por debajo de esos niveles el precio se podría consolidar entre US$1,280 y US$1,300 la onza”, mencionó el banco.

Los futuros del oro en abril se negociaban a US$1,299 la onza, mientras que las posiciones largas caían, lo que parece indicar que en el corto plazo el precio del oro se mantendría cercano a US$1,300 la onza. Scotiabank mantiene su proyección del precio promedio del oro en US$1,300 para el 2019, con un ligero sesgo al alza.

artículo relacionadoOptimismo para el oro

La tendencia alcista del precio del metal responde a la posición menos restrictiva de la Fed en su última reunión de enero, en la que señaló que estarían atentos a lo que suceda en los mercados antes de subir la tasa de referencia. “Podría decirse que los efectos de la disonancia política repercutieron en los precios, que los inversores invirtieron en oro como activo refugio o que anticiparon los problemas fiscales en EEUU; sin embargo, el mercado siempre se adelanta y ya tiene descontados los efectos sociopolíticos en el oro. Tanto la fortaleza del dólar como la subida de los rendimientos del tesoro a diez años fueron un impulso para que el oro cayera a niveles de US$1,280″.

El reciente optimismo en los mercados respecto al acuerdo comercial entre EEUU y China hizo que el dólar se fortaleciera ligeramente y que disminuyeran las expectativas de una desaceleración global. “Si bien el reciente informe laboral de EEUU no es un catalizador que afecte el precio del oro, demuestra más pruebas acerca de que el crecimiento económico se ralentizó en lo que va del año. Esto último da mayor peso a la Fed en su decisión de hacer una pausa en la subida de la tasa de interés de referencia, y por tanto, deja abierta la posibilidad de mayores alzas en el precio del oro”, señaló el banco.

Artículos Relacionados