12 agosto 2019

Argentina: mercado de valores y moneda se derrumban tras derrota de Macri

La Bolsa de Buenos Aires cayó 30% solo este lunes y el peso argentino cerró con una devaluación de 15% tras la victoria del centroizquierdista Alberto Fernández en elecciones primarias.

Los mercados financieros argentinos se derrumbaban este lunes tras la abrumadora diferencia que el opositor de centroizquierda Alberto Fernández logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del actual mandatario en los comicios de octubre.

El peso argentino cerró con una caída del 15.27% a 53.5 pesos por cada dólar luego de alcanzar un récord mínimo de 65 unidades y la bolsa de Buenos Aires se desplomó 30% en medio del temor a que el gobierno argentino sufra un vacío de poder tras su derrota, marcando la peor caída en un solo día en toda la historia.

Macri es el favorito de los mercados, que temen que Fernández impulse una fuerte intervención del Estado en la economía, como hizo durante su gestión su actual candidata a la vicepresidencia, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

“Los mercados reaccionan mal cuando se dan cuenta de que fueron estafados. El Gobierno los condujo a este estado de cosas con los bonos que emitieron”, dijo el lunes Alberto Fernández en una entrevista radial, según la agencia Reuters.

artículo relacionadoArgentina: inflación llegó a 47.6% en el 2018, la cifra más alta en 27 años

Según el conteo oficial, al 98.7%, el Frente de Todos de Fernández consiguió el 47.7% de los votos, contra el 32.1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri.

De obtener este resultado en los comicios de octubre, Fernández evitaría una segunda vuelta, que solo se disputaría si ninguno de los postulantes obtiene más del 45% de los votos o el 40% y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Fernández —que fue jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner y de su antecesor y difunto esposo, Néstor Kirchner— es proclive a una mayor intervención estatal en la economía para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente paralizada por la crisis iniciado el año pasado.

“Creemos firmemente en respetar los compromisos de la deuda externa (…) También procuramos modificar el acuerdo no porque estemos en desacuerdo con los objetivos, que es volver a crecer y reducir la inflación, (pero) pensamos que con este camino que se adoptó esos objetivos no se están logrando”, dijo a una radio local el economista Matías Kulfas, asesor clave de Fernández.

Artículos Relacionados