16 agosto 2019

Fitch recortó de 'B' a 'CCC' la calificación soberana de Argentina

La agencia consideró que la incertidumbre política, tras elecciones primarias, aumentó los riesgos del gobierno de Macri de caer en default.

La calificadora de riesgo Fitch redujo la calificación crediticia de Argentina a ‘CCC’, desde ‘B’, luego de que los resultados de las elecciones primarias generaron una crisis financiera en el país esta semana.

La rebaja se produce luego de más de tres años de mantener la calificación soberana en ‘B’. Con la nueva calificación, el país se ubica a dos escalones de ser considerada como ‘basura’ por Fitch.

La derrota de Mauricio Macri frente a Alberto Fernandez —cuya candidata a vicepresidencia es Cristina Fernández de Kirchner—, los mercados financieros en Argentina se desplomaron y marcaron su segundo peor día en 70 años, situación similar de la moneda de dicho país.

Uno de los argumentos de Fitch fue que, al 2020, Argentina necesitaría más financiamiento cuando terminen los desembolsos del rescate financiero del FMI, lo que aumenta el riesgo de default soberano.

La rebaja se produce el mismo día en el que el gobierno de Mauricio Macri oficializó el congelamiento por 90 días los precios de los combustible como medida para aplazar el impacto de la crisis financiera.

artículo relacionadoArgentina necesita un plan económico a largo plazo

El Poder Ejecutivo argentino dispuso que las entregas de petróleo crudo que se hagan en el mercado local en los próximos 90 días sean facturadas y pagadas tomando en cuenta el precio convenido por las empresas productoras y de refinado al 9 de agosto.

El dispositivo, firmando también por el presidente Mauricio Macri, puntualiza que se debe aplicar un tipo de cambio de referencia de 45,19 pesos por dólar—el tipo de cambio oficial al viernes pasado— y un precio de referencia del crudo Brent de US$ 59 por barril.

El mismo dispositivo indica que las empresas productoras deberán de cubrir la demanda de petróleo habitual del país. Asimismo, en otra norma publicada también este  viernes, quitó el impuesto de valor agregado (IVA) a una serie de productos de canasta básica sobre los que pesaba un impuesto de 21%. Esta rebaja durará hasta fines de año.

La rebaja impositiva rige hasta finales de este año y busca paliar el alza de precios provocada por la fuerte apreciación del dólar.

 

Artículos Relacionados