24 octubre 2017

Cepal y OIT: Creación de empleo se estancó y salario real disminuyó en el Perú

El estancamiento del empleo se dio en varios países de Sudamérica, según las organizaciones multilaterales.

La economía peruana ya da signos de recuperación pero estos aún no se traducen en la recuperación del empleo, cuyo crecimiento se estancó en el primer semestre del 2017, informaron Cepal y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a través de un reporte titulado “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe“.

De acuerdo al informe, la tasa de ocupación laboral urbana en los últimos diez años osciló en torno al 60% y experimentó un incremento continuo entre el 2006 y 2012, año en el que llegó a 68.1%. Sin embargo, desde esa fecha se ha desacelerado hasta llegar a 66.6% en el 2016. “[Existe] un estancamiento en la creación de empleo en varios países de América del Sur (Argentina, Chile, Perú y Uruguay), mientras que en Centroamérica y México esta variable mostró mayor dinamismo”, se indica en este informe.

CAE EL SALARIO REAL

En el primer semestre de este año el salario real se redujo en el Perú cerca de 2%, mientras en la mayoría de países de América Latina, con excepción de México, donde se elevó en promedio 1.4% entre el primer semestre del 2016 y del 2017.

artículo relacionadoINEI: empleo cayó en manufactura y construcción, pero subió en servicios

Félix Ibáñez, de la Unidad de Información Pública de la Cepal, explicó que la disminución del salario real responde a la debilidad de la demanda laboral. “El empleo en las empresas privadas no agropecuarias con 10 o más trabajadores creció en el primer semestre de 2017 con tasas muy bajas (menos del 1%). En la misma dirección, el empleo asalariado en Lima y el Callao creció solo débilmente (0,4% respecto al primer semestre de 2016), con lo cual cayó la proporción del empleo asalariado en el empleo en su conjunto”, dijo.

Agrega que la inflación también influyo en el indicador, ya que no descendió como se esperaba. “En el promedio del primer semestre de 2017, la inflación interanual fue levemente mayor que en el segundo semestre de 2016”, expresó. Esto implicó que los aumentos nominales no fueron suficientes para compensar el incremento del nivel de precios, resultando en una caída del salario real.

“Es importante considerar que estos datos de salarios captan sólo la variación en las empresas formales de la economía y parte del deterioro de la situación laboral en la región radica precisamente en la falta de dinamismo en la creación de empleos asalariados formales”, se precisó en el informe.

Artículos Relacionados