30 septiembre 2015

Fitch ratificó la calificación del Perú en 'BBB+', con perspectiva estable

La calificadora explicó que la calidad crediticia del Perú se sustenta en un historial de credibilidad, coherencia y flexibilidad política, que ha generado estabilidad macroneconómica y financiera.

La agencia calificadora de riesgo Fitch Ratings mantuvo la calificación Issuer Default Rating (IDR) en moneda extranjera a largo plazo en ‘BBB +’, con perspectiva estable.

Asimismo, ratificó la nota IDR del país en moneda local a largo plazo en ‘A-’ con perspectiva estable, los bonos senior no garantizados en moneda extranjera en ‘BBB+’, los bonos senior no garantizados en moneda local en ‘A-’, la nota country ceiling (límite del crédito del país) en ‘A-’, y la calificación IDR en moneda extranjera a corto plazo en ‘F2’.

De acuerdo a Fitch, la calidad crediticia del Perú se basa en su historial establecido de credibilidad, coherencia y flexibilidad política, que ha generado estabilidad macroeconómica y financiera.

“La baja deuda del gobierno, la flexibilidad de financiamiento fiscal, la fuerte liquidez externa (con reservas internacionales por un total del 32% del PBI) y las necesidades manejables de financiamiento externo (18% de las reservas internacionales en 2015-2017) reduce los riesgos de volatilidad de los mercados internacionales de capital a corto plazo. Estas fortalezas crediticias están equilibradas por la alta dependencia del país por los commodities, la baja base de los ingresos del gobierno, la dolarización financiera y las debilidades estructurales, como el bajo ingreso per cápita, la debilidad de los indicadores y las instituciones sociales”, agregó la calificadora.

artículo relacionadoEl propósito y el país por encima de la crisis política

Fitch prevé que el crecimiento económico del Perú se moderará hasta un 2.8% en el 2015 y un 3.8% en el 2016, debido a que el aumento de la producción de cobre es afectado por precios mineros débiles, una más débil confianza interna y una lenta inversión pública. En respuesta, el gobierno ha acelerado los planes de inversión en infraestructura, agregó.

La agencia además proyecta que el déficit público del Perú se ampliará hasta un 2.4% y un 2.9% del PBI en el 2015 y en el 2016, respectivamente. “Se volverá a un superávit primario en el 2019”, indicó.

“Políticas fiscales prudentes y un alto crecimiento redujeron la deuda pública del gobierno central a un 19.7% del PBI en el 2014, y Fitch espera que la deuda pública del Perú se eleve a 23% del PBI en el 2017”, estimó.

Fitch añadió que la flexibilidad de financiamiento del Perú se sustenta en los depósitos operativos del gobierno (11.6% del PBI), en fondos fiscales de estabilización (4.9% del PBI) y una reserva secundaria de liquidez (0.4% del PBI) adecuados, en el acceso al mercado internacional de capitales, en los créditos multilaterales y en el desarrollo del mercado interno de capitales.

Artículos Relacionados