24 octubre 2017

Scotiabank: bancos centrales de América Latina mantendrán estímulos monetarios

Autoridades monetarias de Chile, Colombia, Brasil y el Perú mantendrán o seguirán recortando sus tasas de interés.

América Latina está en la encrucijada de decidir si mantiene o retira sus estímulos monetarios, esto luego de que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectaran un mayor crecimiento para la región al cierre del 2017, lo que rompería el ciclo de desaceleración que experimentó América Latina y el Caribe en los últimos seis años.

Sin embargo, los problemas fiscales que persistirían este año en 28 de las 32 economías están llevando a los países a mantener sus estímulos monetarios, según se desprende del último reporte difundido por Scotiabank. El Banco Mundial proyecta que el déficit mediano en la región sea de 3,1% del PBI este año, siendo 6,0% y 1,5% los de SA, México y El Caribe, respectivamente.

De acuerdo con un reporte del área de estudios económicos de Scotiabank, la mayoría de países se inclinarían por reducir o mantener sus tasas de interés en un contexto de menor inflación, con excepción de México, que este año ha elevado su tasa de interés en 125 puntos básicos. “El mercado espera dos reducciones de la tasa de interés a lo largo del 2018, lo que significa que México adoptaría moderados estímulos monetarios de manera rezagada al resto de países de la región.”, explicó el banco.

248186

Por su parte, Brasil ha reducido en 600 puntos básicos su tasa de interés de 14.25% a 8.25% desde que inició su ciclo de flexibilización monetaria en octubre de 2016, y el mercado espera que la tasa baje hasta el 7% a diciembre de este año. Chile y Colombia han mantenido su tasa en 2.50% y 5.25%, respectivamente. “Es probable que se mantenga la tasa de interés en su nivel actual a medida que la inflación converja hacia el objetivo”, señaló Scotiabank sobre las expectativas para el país colombiano.

artículo relacionado¿El BCR volverá a bajar su tasa de interés?

En el caso del Perú, el Banco Central de Reserva (BCR) optó en setiembre por reducir su tasas de interés en 3.50%, luego de que en mayo pasado empezará a realizar la primera reducción (de tres) desde 4.25%.

Persiste preocupación

El FMI advierte que un ritmo de normalización acelerado eliminaría el apoyo que necesitan las economías para una recuperación sostenida y no permitiría que se produzcan aumentos convenientes de la inflación subyacente en las principales economías. “Los cambios abruptos o inoportunos podrían provocar turbulencias no deseadas en los mercados financieros, con efectos que podrían propagarse a otros países y mercados”, señala la multilateral en su informe de Estabilidad Financiera Mundial.

Artículos Relacionados