21 marzo 2018

Fitch ratificó la calificación crediticia del Perú en BBB+ con perspectiva estable

En medio de la crisis política centrada en la salida de PPK de la presidencia, el país mantuvo su grado de inversión.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que la agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia de Perú en BBB+ con perspectiva estable “debido a las sólidas cuentas fiscales y externas, además de la credibilidad y consistencia de las políticas macroeconómicas”.

El Ejecutivo destacó que, con esta ratificación, el Perú es el único país de la región que ha mantenido su calificación crediticia con perspectiva estable en las tres principales calificadoras de riesgo: Moody’s ratificó la calificación del Perú en A3 en agosto del año pasado y S&P mantuvo el rating de BBB+ en junio del 2017. Así, el país mantiene su grado de inversión.

Para Fitch Ratings, la decisión de ratificar la calificación y perspectiva se fundamentó en:

· Sólidas finanzas públicas —deuda pública se ubica por debajo de la mediana de países con similar calificación— con nivel importante de activos financieros como el Fondo de Estabilización Fiscal (FEF).

artículo relacionadoMoody’s mantuvo la calificación crediticia del Perú en A3, con perspectiva estable

· Credibilidad del régimen de política monetaria, en un contexto de baja inflación y las expectativas de inflación ancladas al rango meta del Banco Central de Reserva (1%-3%).

· Sólidos balances macroeconómicos externos, con reservas internacionales y un bajo déficit en cuenta corriente.

El factor político

En el comunicado de prensa de Fitch, se menciona el segundo intento de vacancia presidencial y posibles elecciones generales, mas no el actual escenario político: presunta compra de votos y renuncia de Pedro Pablo Kucyznski.

Fitch advierte que una prolongada incertidumbre política podría enfriar la inversión y proyecciones de crecimiento económico. En su reporte, la agencia precisa que el clima político “podría limitar el espacio” para las correcciones en política fiscal.

“Además, la inestabilidad del gabinete podría sumarse retrasos administrativos, afectando el plan de infraestructura del Perú, que es clave para la inversión privada y las expectativas del gobierno”, se indica.

Artículos Relacionados