27 septiembre 2018

Argentina y el FMI acordaron elevar el acuerdo financiero a US$57,100 millones

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, estimó un crecimiento de 5.2% para el 2019 gracias al nuevo acuerdo.

Argentina alcanzó este miércoles un nuevo acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que eleva el préstamo standby de US$50,000 millones pactado en junio pasado a US$57,100 millones. El organismo multilateral prevé una aceleración de los desembolsos, a fin de reducir el déficit fiscal a cero el próximo año. El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, señaló que el acuerdo llevaría al PBI argentina a expandirse un 5.2% en el 2019.

Como parte del acuerdo se procederá con la aceleración de los desembolsos. El ministro de Economía explicó que este año el país recibirá US$13,400 millones de los US$6,000 previstos originalmente, mientras que en el 2019 la cantidad se elevará de US$11,400 millones a US$22,800 millones. “Dichos fondos ya no tienen carácter precautorio, sino que podrán ser utilizados como soporte presupuestario”, indicó.

artículo relacionadoArgentina: renunció el presidente del Banco Central de Reserva

Si bien el dinero no estará necesariamente destinado a la devolución de deuda, de acuerdo a The Guardian como parte del acuerdo se acordó que el Banco Central de Argentina intervendrá para estabilizar su moneda solo si el peso se deprecia por debajo de 44 pesos por dólar. Actualmente se encuentra en 39 pesos por dólar luego de perder el 50% de su valor desde el inicio del año.

El anuncio del préstamo de US$57,100 millones—el más grande en la historia del FMI, según la directora del organismo, Christine Lagarde—se da un día después de la renuncia de Luis Caputo como presidente del Banco Central de Argentina. Caputo, de acuerdo a Reuters, era un exbanquero de inversión que había tenido diferencias con Dujovne y el FMI por su manejo de la política cambiaria. En su lugar fue designado Guido Sandleris, un académico cercano al ministro de Economía.

Cabe recordar que el FMI y Argentina firmaron cuatro acuerdos de asistencia financiera entre 1991 y 2001 y, en ese lapso, la deuda externa del país austral pasó de unos US$70,000 millones, a finales de 1990, a los más de US$140,000 millones registrados en 2001, de acuerdo al diario El País. Un informe de 2004 de la unidad de auditoría interna del FMI concluyó que el organismo multilateral no proporcionó suficiente supervisión y sobreestimó el crecimiento y el éxito de las reformas económicas en el 2001.

Artículos Relacionados