27 septiembre 2018

Fitch mantuvo el rating del Perú en BBB+ por fortaleza de la economía

La agencia de calificación destacó que el Perú tiene un régimen de política monetaria creíble.

La agencia de calificación de riesgo Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia de Perú en BBB+ con perspectiva estable —nota que mantiene nuestro país desde octubre del 2013— por la continuidad de la política macroeconómica y fiscal. Destacó los sólidos fundamentos de la economía peruana y saludó que la confianza empresarial haya mejorado tras la transición de gobierno, esto luego de que Pedro Pablo Kuczynski renunciara en marzo pasado.

“La calificación de la economía peruana refleja sus sólidos balances públicos y externos y sus convincentes macropolíticas, que han afianzado una estabilidad macroeconómica y financiera”, indicó Fitch en un comunicado. En esa línea, se indicó que las fortalezas equilibran las vulnerabilidades del país por la alta dependencia al precio de las materias primas, así como la baja presión tributaria.

artículo relacionadoFitch: el crecimiento global seguirá sólido, pese a menor impulso de China y Europa

En agosto pasado la agencia de calificación crediticia Moody’s también mantuvo la calificación crediticia del Perú en A3, con perspectiva estable. Fitch aseguró que el Perú tiene un régimen de política monetaria creíble y las expectativas de inflación se encuentra dentro del rango meta del Banco Central de Reserva (BCR).

Fitch reiteró que se espera que la economía peruana se expanda un 3.8% en el 2018 y promedie un 4% en el 2019 y 2020, respaldada por la creciente inversión en minas de cobre e infraestructura pública, así como por el consumo. El mercado prevé  que el PBI se expanda en cerca de 4% al cierre de este año. La agencia agregó que se prevé que la deuda pública alce un máximo de 25% el próximo año.

No obstante, identificó como posibles riesgos que la inversión se debilite, que se eleve la deuda pública o haya un shock externo negativo, como una fuerte caída en el precio de las principales exportaciones de materias primas del país. También indicó que a corto plazo existe el riesgo de que las relaciones entre el Ejecutivo y el Congreso puedan deteriorarse, lo que afectaría la gobernabilidad. “El Congreso apoyó el gabinete con el voto de confianza en septiembre, pero aún no se ha fijado una fecha referéndum”, recordó.

Artículos Relacionados