12 marzo 2019

Las Reservas Internacionales Netas se recuperan en el primer trimestre

Las RIN alcanzaron los US$63,254 millones a febrero, recuperando casi toda la caída de US$3,500 millones del 2018, según Scotiabank.

Las cuentas externas mostraron una recuperación durante el cuarto trimestre del 2018, que se reflejó en el aumento de las Reservas Internacionales Netas (RIN), señaló Scotiabank en su último reporte. En febrero las RIN alcanzaron los US$63,254 millones, lo que implicó un crecimiento de US$3,133 millones con respecto al cierre del 2018, año durante el cual las RIN disminuyeron US$3,500 millones. Así, las RIN recuperan casi la totalidad de la caída registrada el año pasado.

artículo relacionadoBCR: déficit de cuenta corriente ascendió a 1.5% del PBI en el 2018

El principal sustento de la recuperación fue el flujo récord de capitales dirigidos al sector público. Estos pasaron de US$968 millones en el tercer trimestre del 2018 a US$2,624 millones en el cuarto trimestre. Según Scotiabank, el flujo provino principalmente por un crédito externo de US$1,250 millones obtenido por Petroperú para modernizar la Refinería de Talara, y por una operación de administración de deuda realizada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a través de una emisión de bonos soberanos por S/10,350 millones el año pasado.

Otro factor detrás de la recuperación de las RIN fue la reducción del déficit de cuenta corriente, que pasó de US$1,184 millones en el tercer trimestre del 2018 a US$242 millones en el cuarto trimestre. “[Esto] debido a las menores utilidades de las empresas extranjeras, en particular mineras, como consecuencia de la caída en el precio de los minerales”, según el banco.

El departamento de estudios económicos de Scotiabank espera que la recuperación de cuentas externas se mantenga durante el primer trimestre del año. Los flujos positivos en la cuenta financiera serían el principal driver del resultado. “El mayor flujo de capitales estaría destinado principalmente a la adquisición de bonos soberanos por parte de inversionistas extranjeros, producto de la menor aversión hacia los mercados emergentes, la tendencia decreciente en el déficit fiscal y la menor volatilidad mostrada por el tipo de cambio sol/dólar“, mencionó en su último reporte.

Artículos Relacionados