10 diciembre 2018

Villanueva: "La reforma laboral es bastante sensible; sin embargo, hay que afrontarlo"

El premier César Villanueva aseguró que la reforma “no está pensada en quitar beneficios” laborales, como vacaciones.

El presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, señaló que el gobierno apunta a concretar una reforma laboral que eleve la competitividad y productividad del Perú, pero que no quite los derechos adquiridos por los trabajadores. En conversación con RPP Noticias, el premier indicó que la reforma laboral tendrá que ser consensuada en el Consejo Nacional de Trabajo (CNT), que reúne a empresarios y representantes de los trabajadores.

“Siempre en una reforma hay acuerdos y desacuerdos sobre la política a seguir, particularmente la reforma laboral es bastante sensible; sin embargo, hay que afrontarlo, como dijo el presidente Vizcarra en CADE”, explicó. “La reforma no está pensada en quitar beneficios o derechos adquiridos”, puntualizó, tras indicar que no ha se considerado recortar el periodo de vacaciones.

artículo relacionadoReferéndum: electores ratificaron todas las reformas excepto la bicameralidad

Propuestas de reforma

En el marco de la CADE 2018, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) propuso que el régimen laboral agrario, acuícola y forestal sea permanente y se replique a sus cadenas productivas y a otros sectores que presenten estacionalidad. También se propuso cambios en la remuneración de los trabajadores que ganan menos de S/8,300 y un nuevo régimen laboral para las nuevas contrataciones de la pequeña empresa.

El CPC explicó que el nuevo régimen laboral para la pequeña empresa comprendería una remuneración mínima vital —actualmente situada en S/930—, indemnización por despido injustificado de diez remuneraciones diarias por año completo, con un tope de 90 remuneraciones diarias; el acceso al sistema semicontributivo del SIS y el aporte mensual a la AFP a una tasa de 4% sobre el salario mínimo.

El CPC estima que de aplicarse el nuevo régimen laboral una pequeña empresa pagaría al año S/2,212 por trabajador por concepto de costos laborales no salariales, mientras que una empresa con el régimen laboral actual paga S/7,350 por trabajador, es decir, una reducción de 69%. “Aplicar el nuevo régimen laboral a la pequeña empresa resultaría en un ahorro de S/4.3 billones para el empleador que podría fomentar la contratación formal de trabajadores”, se sostuvo.

Artículos Relacionados