18 diciembre 2018

OIT: "Hay un margen delicado que es el de flexibilizar sin precarizar"

El organismo internacional informó que la tasa de desempleo cayó de 8.1% a 7.8% en el 2018 en la región.

La reforma laboral que viene preparando el Ejecutivo pueda flexibilizar pero sin generar condiciones precarias de trabajo, sostuvo Hugo Ñopo, economista jefe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe, sobre la reforma laboral que viene alistando el gobierno del presidente Martín Vizcarra.“Hay un margen bastante delicado, pero al que hay que prestar mucha atención, que es el de flexibilizar sin precarizar”, indicó.

En una rueda de prensa, Ñopo presentó el ‘Panorama Laboral 2018’ de la OIT para América Latina y el Caribe. “Es ahí donde tiene que estar el análisis y la discusión. Es ahí donde se tienen que juntar múltiples voces, las de los empresarios y las de los trabajadores. En la medida que sucede este diálogo y entendimiento se va a poder llegar a soluciones. Pero no perdamos de perspectiva que el tema laboral tiene que ser enmcardo dentro de un tema más grande, que es la baja productividad de nuestras economías. En la medida que se mejore la productividad, los beneficios van a darse para todos”, añadió.

artículo relacionadoReforma laboral: revisión pendiente sobre reposición, ceses y vacaciones

Ñopo  indicó que la tasa de desempleo cayó de 8.1% en el 2017 a 7.8% en el 2018 en la región. De lograrse un crecimiento del PBI del 2.2%, como estima el FMI, es probable que la tasa se reduzca a 7.5% en el 2019. Además, precisó que la tasa de desempleo que presenta el Perú se va acercando cada vez más al promedio que tienen los países del mundo. Respecto a los salarios mínimos, las diversa regiones de América Latina y el Caribe presentaron un crecimiento moderado. “En este quinquenio los salarios mínimos vinieron creciendo”, indicó Ñopo.

En el caso de las mujeres, en la región existe un 20% de diferencia en participación del empleo respecto a los hombres. Las causas de esta diferencia no responden a la productividad laboral, sino a factores como discriminación, estereotipos y factores culturales. Pese a ello, Ñopo resaltó que las diferencias salariales vienen cayendo en estos últimos años, aunque ese avance todavía es lento.

En cuanto a los jóvenes, 1 de cada 5 jóvenes en la región busca trabajo y no lo encuentra. “Esto es una señal de alarma porque amenaza el presente y aumenta la informalidad para ellos”, señaló Rodríguez. En el caso peruano, la tasa de desempleo juvenil es menor a la de los otros países. “Nosotros estamos con una tasa de desocupación juvenil del 10% aproximadamente”, sostuvo Ñopo. Sin embargo, el especialista subrayó esa diferencia. “Lo preocupante es que este crecimiento viene de la mano con precarización del empleo, la calidad de empleo obtenida por los jóvenes no es la idónea”, agregó.

Artículos Relacionados