22 abril 2018

Ministro de Trabajo sostiene que contratación temporal aumentó antes de la sentencia del TC

Christian Sánchez atribuyó el incremento a productividad, escasa comunicación, falta de política estatal e investigación.

El ministro de Trabajo, Christian Sánchez, consideró que la sentencia del 2001 del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional que los trabajadores reciban como única reparación una indemnización en caso de despido arbitrario—como establecía el artículo 34 del Decreto Legislativo 728—  y se les otorgue la opción ser recolocados en su puesto de trabajo no fue la única causa del aumento de los contratos temporales entre las empresas, como concluyó en el 2017 un estudio de Miguel Jaramillo para Grade.

“Hay estadística de que apenas entra en vigor el Decreto Legislativo 728 y sus contratos temporales empieza a subir la contratación temporal. Aparece la sentencia, en un segundo momento y la contratación temporal sigue subiendo, esto es un problema contrafáctico, porque antes de la sentencia ya venía subiendo la contratación temporal”, manifestó Sánchez en diálogo con El Comercio.

artículo relacionadoPPK: formalización laboral depende del Tribunal Constitucional

De acuerdo con el estudio de Jaramillo, la sentencia generó menos estabilidad laboral, pues aumentó los costos de los despidos para las empresas, lo que las llevó a utilizar cada vez más contratos temporales en lugar de contratos indeterminados. Según la investigación, 900,000 puestos permanentes se convirtieron en temporales. El ministro Sánchez no descartó que la sentencia haya tenido un impacto o alguna relación con el aumento de la contratación temporal, pero advirtió que podrían existir otras causas.

“No podemos decir que no tiene nada que ver. No apunta a eso, apunta a que quizás esa sentencia no sea la razón necesaria y suficiente para explicar el aumento de los contratos temporales. Esto es una inferencia, es altamente probable que eso no lo explique, porque el contrafáctico parece indicar que no era la causa, que puede ser una causa que concurre con otras. Mi respuesta es meramente filosófica”, agregó el ministro.

Esas otras causas serían los niveles de productividad, los bajos niveles de comunicación, la falta de una política pública por parte del Estado. Asimismo, señaló que existe escasa investigación desarrollada por el Ministerio de Trabajo para encontrar respuestas a ese y otros fenómenos del mercado laboral.

Artículos Relacionados