17 agosto 2018

Corte Suprema: nueva casación se inclina a favor de la estabilidad laboral

El fallo precisó en qué casos los trabajadores de las services tendrán estabilidad laboral.

Una sala de la Corte Suprema de Tumbes emitió una casación laboral en la que señala que las empresas de intermediación laboral —como servicios de limpieza y vigilancia— podrán recurrir a contratos a plazo fijo sólo cuando estos sean para actividades que no estén vinculadas de forma directa con su negocio. Es decir, siempre y cuando, la contratación se haga para actividades ajenas a su actividad principal.

En conversación con SEMANAeconómica, la socia de DLA Piper PBE, Cecilia Guzmán-Barrón, explicó que aunque la norma no es vinculante, ni sienta precedente, muestra la posición de cierto sector de la Corte Suprema, que continúa inclinándose a favor de la estabilidad laboral. Agregó que “si bien el caso se muestra para un caso específico de intermediación”, se podría aplicar el mismo criterio en otros casos.

De acuerdo al fallo, para usar un contrato de naturaleza temporal se debe considerar que las actividades no estén vinculados al giro del negocio. “Si soy una empresa dedicada al servicio de comedores o de ordenamientos de archivos, por ejemplo, podría contratar mediante la modalidad a plazo fijo al diseñador que va a supervisar o encargarse de la remodelación de un área. Tiene que ser alguien que no participe de todo el proceso del negocio”, explicó.

artículo relacionadoCorte Suprema admitió a trámite recurso contra indulto a Alberto Fujimori

Al respecto el portal especializado La Ley también indicó que del fallo se desprende que el servicio de limpieza que brinda una empresa de intermediación no puede entenderse como una actividad de carácter temporal si es que este se trata de una actividad principal y propia de su objeto social, “por lo que debe entenderse que dicha empresa brinda un servicio que forma parte de su actividad habitual y principal”.

Guzmán-Barrón recordó que aún no existe consenso en torno a la estabilidad laboral en contratos de servicios. En un expediente del Tribunal Constitucional que data del 2010, se indica como voto singular que uno de los requisitos para usar esta modalidad contractual temporal es que “la obra o el servicio sean autónomos de la actividad principal y habitual de la empresa”. No obstante, en otra casación se indica que esta forma contratación temporal puede ser usada “en tareas que pese a ser las tareas habituales u ordinarias de la empresa tienen en esencia una duración limitada en el tiempo”.

El laboralista César Puntriano se mostró en contra de la iniciativa debido a que, según señaló a Gestión, consideró que la estabilidad que contempla la casación encarece el servicio brindado por las empresas de intermediación, llamadas también services, y les quita flexibilidad. Se indicó que en la práctica es usual que los contratos de trabajo temporal concluyan antes del vencimiento del plazo pactado, ya que a veces el cliente opta por resolver el contrato con la empresa de intermediación el financiamiento.

Artículos Relacionados