16 septiembre 2018

Sunarp podrá eliminar sociedades por inactividad prolongada

El gobierno promulgó un decreto legislativo que regula la extinción de sociedades para prevenir el fraude tributario.

El Ejecutivo promulgó un hoy un decreto legislativo que regula la extinción de sociedades inscritas en la Supertintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) por prolongada inactividad con el objetivo de contribuir a la prevención del fraude tributario y los delitos económicos, así como actualizar y ordenar el registro de personas jurídicas.

El decreto, firmado por el presidente Martín Vizcarra, define como prolongada inactividad aquella situación en la que la sociedad no realiza actividad empresarial y económica vinculada a sus fines u objeto social, así como la falta de inscripción de actos societarios. La norma entrará en vigencia el 1 de enero del año siguiente a la publicación del reglamento, cuyo plazo máximo es de 120 días calendario.

Según la norma, la Sunarp realizará de oficio una anotación preventiva en el caso de aquellas sociedades que no han inscrito acto societario alguno en el lapso de diez años y que no tengan RUC, o que, teniendo un RUC, no hayan presentado sus declaraciones a la Sunat en el lapso de seis años, o que, tratándose de agentes de percepción o retención de tributos, no lo hayan hecho en el lapso de diez años. También se realizará la anotación preventiva si es que no han presentado declaraciones informativas en el lapso de cuatro años.

artículo relacionadoGobierno creó régimen societario simplificado para alentar formalización

Esto no aplicará a las sociedades que tengan una medida cautelar judicial o administrativa vigente. O que estén en un proceso concursal o de liquidación. La anotación preventiva tendrá una vigencia de dos años contados desde la fecha de su inscripción en Sunarp. La anotación podrá ser cancelada si se inscribe un acto societario durante el plazo de vigencia de la anotación preventiva o si la sociedad mantiene actividad económicas o empresariales vinculadas a su objeto social o que la sociedad forme parte de un procedimiento administrativo, proceso judicial, arbitral, concursal o de liquidación que esté en trámite.

La extinción de la sociedad es inscrita por la Sunarp una vez que pasen los dos años de vigencia de la anotación preventiva. La extinción de la sociedad  no afecta los derechos de los socios, ni de los terceros acreedores o proveedores de ella, por lo que pueden accionar conforme a la legislación vigente sobre sociedades irregulares.

Finalmente, la sociedad podrá extinguirse a solicitud de parte desde que entre en vigencia el decreto legislativo hasta el 31 de diciembre del 2020. En este caso, la sociedad deberá estar inactiva por lo menos durante un periodo de tres años antes de la entrada en vigencia del decreto legislativo. Luego de que la Sunarp evalúe el caso, realizará la anotación preventiva, cuya vigencia será de seis meses.

Artículos Relacionados