30 abril 2019

Comisión de Defensa del Consumidor aprobó ley que hace frente a sobreventa de pasajes

El proyecto establece que si el pasajero confirmó un viaje, pero no abordó a causa de la sobreventa, deberá ser indemnizado.

La Comisión de Defensa del Consumidor del Congreso aprobó por unanimidad el proyecto de Ley 2690/2017-CR, que protege al usuario del servicio de transporte de la sobreventa de pasajes y fortalece su protección. También aprobó la Ley 2948/2017-CR, que mejora la protección del usuario del servicio de transporte.

Así, ambos proyectos plantean la modificación del artículo 66 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, y establecen una serie de medidas para garantizar los derechos de los consumidores cuando utilicen servicios de transporte a nivel nacional.

Entre las disposiciones propuestas se plantea que en el caso de que los pasajeros adquieran boletos de ida y vuelta, o tramos múltiples, y no hicieran uso de ellos, entonces tendrán derecho a usar los destinos o tramos siguientes. Así quedará prohibido que los proveedores dejen sin efecto este derecho, salvo que el consumidor cuente con otra reserva o boleto para la misma ruta.

artículo relacionadoReforma laboral: en el Congreso alistan nueva ley de empleo juvenil

Otro de los puntos abordados es la posibilidad de endosar o transferir un pasaje a favor de otra persona debidamente identificada, sin requerir la presencia física del beneficiario. En el caso de endoso, transferencia, postergación o cambio de destino del pasaje, entonces se deberá comunicar de manera previa y fehaciente al proveedor del servicio con una anticipación mínima de 24 horas.

Asimismo, si el consumidor confirmó su viaje, pero no logró abordar a causa de la sobreventa, entonces tendrá el derecho de recibir una compensación o indemnización inmediata. Además, recibirá el reembolso inmediato integral o proporcional del precio del pasaje y del pago de gastos ordinarios, como alojamiento, alimentación, comunicaciones y desplazamientos necesarios.

Por último, también se propuso la disposición en las zonas de abordaje y desembarque de los canales de reclamo o quejas establecidos por el proveedor, así como un libro de reclamaciones.

Artículos Relacionados