15 julio 2019

Funcionarios de Sunarp podrán extinguir de oficio empresas sin actividad

La extinción de las sociedades no afectará el derecho de los socios o terceros acreedores, según el nuevo reglamento.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) aprobó el reglamento del decreto legislativo que regula la extinción de las sociedades por prolongada inactividad. La norma fue publicada en el diario El Peruano. La norma tiene como finalidad establecer los requisitos y el procedimiento para la inscripción de la anotación preventiva por presunta prolongada inactividad de sociedades en el registro de personas jurídicas de la Sunarp. Ésta se llevará a cabo a partir del 2020.

Así, entre el 1 y 31 de enero de cada año, la Sunarp elaborará la relación de las sociedades que no hayan inscrito acto societario alguno en el lapso de diez años y remitirá el documento electrónico a la Sunat, detallando la razón o denominación social, las siglas, el número de partida registral y la oficina registral. Luego de recibida la información, la Sunat tendrá hasta el último día de febrero para remitir a la Sunarp la relación de sociedades no inscritas en el RUC.

En base a dicha relación, los registradores podrán extender de oficio la anotación preventiva en el rubro “otras inscripciones” de la partida registral de la sociedad. Ésta tendrá un plazo de vigencia de dos años contados a partir de su inscripción en la partida registral de la sociedad. Entre el 1 y el 31 de agosto, la Sunarp publicará la relación de estas sociedades y el MTPE deberá difundirla en su portal institucional.

El registrador procederá a inscribir de oficio el asiento de extinción de la sociedad luego de dos años desde la fecha de la inscripción de la anotación preventiva. El asiento de extinción de la sociedad comprende la cancelación de la partida registral de la sociedad, quedando inactiva su razón o denominación social en el índice del registro de personas jurídicas. Asimismo, la Sunat procederá a dar de baja la inscripción de la sociedad extinta en el RUC.

artículo relacionadoSunarp: calificación para levantamiento de hipotecas se reduce a 48 horas

La extinción de la sociedad por prolongada inactividad, de oficio o a solicitud de parte, no afecta el derecho de los socios o terceros acreedores o proveedores de ella, quienes pueden demandar el cumplimiento de la respectiva obligación, la indemnización por daños y perjuicios y, la responsabilidad penal.

Cancelación de la anotación preventiva

La anotación preventiva podrá cancelarse de oficio por el registrador al inscribir un acto societario en la partida registral de la sociedad, durante el plazo de vigencia de la anotación preventiva. Otro supuesto de cancelación se dará a solicitud de la sociedad, cuando el gerente general o quien haga sus veces presente al registro una solicitud con firma certificada notarialmente, que contenga la siguiente información:

a) Declaración jurada expresando que la sociedad mantiene actividades económicas o empresariales vinculadas a su objeto social o, que la sociedad es parte de un procedimiento administrativo, proceso judicial, arbitral, concursal o de liquidación en trámite.

b) Indicación que la sociedad tiene derecho de propiedad registrado sobre uno o varios bienes inscritos, lo cual incluye las concesiones sobre las cuales se tiene la titularidad, que estén pendientes de liquidación.

Los tercero con legítimo interés también podrán presentar una solicitud de cancelación de la anotación preventiva, es decir, las empresas con acreencia pendiente de pago por parte de la sociedad, la cual puede tener su origen en cualquier tipo de relación u obligación, sea civil, laboral, comercial, tributaria, entre otros.

Artículos Relacionados