14 abril 2018

Cuba en la Cumbre de las Américas: canciller criticó el ataque a Siria y pidió la libertad de Lula Da Silva

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, también dijo que su país no desea enfrentamientos, pero que no negociará asuntos internos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrillacensuró el asesinato de los tres periodistas ecuatorianos a manos de disidentes de las FARC, la desinvitación del presidente de Venezuela, Nicólas Maduro a la VIII Cumbre de las Américas  y el ataque militar de Estados Unidos, junto a Francia y el Reino Unido, a Siria. Además, se mostró inconforme frente a las estrategias anticorrupción expuestas por sus predecesores en el marco del desarrollo de la sesión plenaria de la octava edición de la cumbre. 

“Se oculta aquí que la corrupción se oculta en los bancos del norte donde ocurre lavado de activos financieros incluso proveniente de narcotráfico, en las transnacionales que sobornan, en los intereses especiales corporativos”, manifestó Rodríguez en representación del presidente Raúl Castro. Durante su exposición también se refirió al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien está en la cárcel desde el pasado sábado. “Se utiliza la lucha contra la corrupción como un arma política, los fiscales y jueces actúan como partidos políticos, se impide los candidatos”, dijo en referencia a Lula, a quien consideró un preso político.

Contrariamente a lo expresado por la mayoría de jefes de Estado, el canciller Rodríguez criticó el accionar militar de la coalición encabezada por Estados Unidos contra Siria y la calificó de “unilateral”, “ilegal”, y sin evidencias, dado que —según indicó— no existen conclusiones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) , organismo que había anunciado antes del ataque que buscaría pruebas del uso de armas químicas en Siria.

artículo relacionadoMéxico y Colombia a favor de inversión privada, apertura comercial y libertad económica

Para Rodríguez, el ataque “constituye una flagrancia violación de la Carta de las Naciones Unidas“, algo que a su juicio agudizaría el conflicto. Pese a estar en contra de la medida impulsada por EEUU, el canciller agregó que Cuba rechaza el empleo de armas químicas en cualquier circunstancia. El discurso de Cuba se aparta de la posición de otros representantes que participaron en la sesión plenaria de la Cumbre de las Américas. Los presidentes de Chile y Argentina destacaron el despliegue militar porque consideraron que reprime el uso de armas químicas.

Durante su exposición también cuestionó la democracia a la que se refirieron diversos jefes de Estado. “¿De qué democracia y valores se habla aquí? ¿De los del presidente Lincoln o de Martin Luther King?”, preguntó a los participantes de la Cumbre de las Américas. En esa línea, consideró que pese a los recursos que posee América Latina, éstos no han servido a contribuir al equilibro económico del mundo ya que la región es la más desigual en distribución de la riqueza. “El 10% más rico amasa el 71% de la riqueza”, aseguró.

El canciller de Cuba agregó que es necesario que la región cierre las brechas en acceso a la educación, salud, empleo, saneamiento, electricidad y agua potable. “Sólo avanzaremos mediante el desarrollo de la unidad y dentro de la diversidad que condujo a la creación de Estados americanos y caribeños”, dijo, no sin antes decir que la exclusión del presidente Maduro es una “afrenta a los pueblos de nuestra América” y que Cuba no desea enfrentamientos, pero tampoco que exista una intromisión en sus asuntos internos. “Cuba no aceptará amenazas ni chantaje del gobierno de los EEUU. Cuba no desea la confrontación, pero no negociará nada de sus asuntos internos ni cederá un milímetro de sus principios”, dijo.

Artículos Relacionados