07 junio 2018

El FMI aprobó un préstamo de US$50,000 millones para Argentina

Argentina se comprometió con el organismo internacional a pagar el préstamo en tres años.

El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, anunció que su país alcanzó un acuerdo de tres años con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para proceder a un préstamo standby de US$50,000 millones. El gobierno de Mauricio Macri se comprometió a reducir el déficit fiscal y a no interferir en la libre flotación del dólar. Además, Dujovne señaló que enviarán un proyecto de ley al parlamento para que el Banco Central de Argentina tenga mayor autonomía.

“Los motivos por los cuales decidimos pedir el apoyo al fondo tienen que ver con algunos sucesos, algunos externos y algunos domésticos. El peso se encareció y se volvió más escaso el financiamiento para Argentina, a eso se ha sumado el impacto de la sequía, que nos ha restado unos US$8,000 millones de ingresos de nuestras exportaciones. Entonces, decidimos acudir al fondo de forma preventiva, para evitar una crisis”, anotó Dujovne en conferencia de prensa. Adicionalmente al préstamo del FMI, el país accederá a US$5,650 millones de desembolsos del BID, el Banco Mundial y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

El funcionario se comprometió a seguir bajando el déficit de Argentina y a impulsar el crecimiento de la actividad productiva, no obstante admitió que crecerán un poco menos y que “tendrán un poco más de inflación” de la que pensaban a principios de año. Como parte del acuerdo, el país tendrá que registrar un déficit primario de 2.7% en el 2018, y deberá convergar a 1.3% el próximo año, y ya no 2.2% como tenían programado. “En el 2020 proyectamos llegar al equilibrio primario”, dijo.

artículo relacionadoArgentina acudirá al FMI para solicitar un rescate: "He decidido iniciar conversaciones"

Frente a las críticas de las centrales de trabajadores, que han convocado movilizaciones para el próximo 14 de junio contra los ajustes del gobierno de Macri y el crédito del FMI, aseguró que el acuerdo “protege a los más vulnerables” y que tiene cláusulas de salvaguarda social que prevé “eventuales relajamientos en las metas de déficit para ser aplicados a los programas sociales”, siempre y cuando “sea necesario intervenir”. “Tenemos una flexibilidad de hasta 0.2% del PBI, es decir que podríamos incrementar el monto de AUH (Asignación Universal por Hijo) expandiendo la meta de déficit”, explicó.

“Tanto el FMI como el gobierno argentino tienen intención de colaborar para que se tomen las medidas y se activen integralmente los recursos necesarios a fin de proteger a la población más vulnerable a medida que avancen las reformas económicas”, agregó en un comunicado la directora gerente del organismo multilateral, Christine Lagarde.

El presidente del Banco Central de Argentina, Federico Sturzenegger, explicó que el proyecto de ley que enviará el legislativo al Congreso de Argentina en los próximos meses va a prohibir que el ente emisor pueda financiar al Tesoro. Sturzenegger recordó también que al comenzar su gestión heredaron un banco sin reservas. “En Argentina hemos convivido con un Banco Central que transfería recursos para financiar déficits, tanto es así que le encontramos un nombre: la maquinita. Esa maquinita hoy se desactiva”, dijo. “Una vez que uno elimina el financiamiento monetario, y donde además el Tesoro ya no le vende los dólares al Banco Central, sino que los vende en el mercado, la única fuente de creación de dinero que queda es los intereses de las lebacs”, agregó Dujovne.

Cabe recordar que el FMIArgentina firmaron cuatro acuerdos de asistencia financiera entre 1991 y 2001 y, en ese lapso, la deuda externa del país austral pasó de unos US$70,000 millones, a finales de 1990, a los más de US$140,000 millones registrados en 2001, de acuerdo al diario El País.

Artículos Relacionados