20 junio 2018

Trump firmó orden para detener la separación de niños y familias inmigrantes

“Será algo preventivo que después se completará con legislación”, señaló el mandatario.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este miércoles una orden ejecutiva para evitar la separación de familias de inmigrantes detenidos en la frontera. “No me gustaba la imagen de ver a familias siendo separadas”, agregó, no sin antes indicar que seguirá manteniendo la doctrina de “tolerancia cero”, que supone que todo inmigrante indocumentado sea considerado delincuente y sea procesado judicialmente como tal.

“Estamos firmando una orden ejecutiva. Considero que es una orden ejecutiva muy importante. Se trata de mantener a las familias unidas, mientras al mismo tiempo estamos seguros de que tenemos una frontera muy poderosa y muy fuerte”, sostuvo Trump, quien previamente había defendido la medida porque a su juicio EEUU solo tenía dos opciones: “liberar a todas las familias inmigrantes y menores que se presenten en la frontera, o arrestar a los adultos por el delito federal de entradas ilegales”.

artículo relacionadoTrump anunció aranceles y China acusó una "guerra comercial"

En conferencia de prensa, Trump agregó que la orden ejecutiva “será algo preventivo que después se completará con legislación”. Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, adelantó que este jueves votarán el proyecto de ley que propone mantener juntas a las familias procesadas por ingresar ilegalmente al país. Dichas familias estarán bajo la custodia del Departamento de Seguridad Interior (DHS).

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), se mostró disconforme con la propuesta anunciada por Trump y manifestó que una orden ejecutiva a última hora no arregla el daño causado a miles de niños y sus padres. Agregó que la orden ejecutiva reemplaza una crisis por otra, dado que los niños jamás deben ser encarcelados. “Si Donald Trump cree que el encarcelamiento de familias es lo que el público desea, está sumamente equivocado”, dijo.

Entre el 5 de mayo, cuando comenzó a implementarse esta política, y el 9 de junio, 2,342 niños y jóvenes inmigrantes fueron separados de sus padres en la frontera sur del país, según cifras oficiales de las autoridades estadounidenses.

Artículos Relacionados