26 junio 2018

EEUU: Corte Suprema ratificó veto migratorio a países de mayoría musulmana

Donald Trump saludó la decisión y la calificó de “victoria tremenda para el pueblo”.

La Corte Suprema de Estados Unidos ratificó el veto migratorio propuesto por Donald Trump, que afecta a Libia, Irán, Somalia, Siria y Yemen e impone restricciones a los venezolanos y los norcoreanos desde el pasado septiembre. La decisión fue tomada en una votación dividida de cinco frente a cuatro, y luego de haber sido bloqueada por otras instancias judiciales. El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, consideró que el gobierno “presentó una justificación de seguridad nacional suficiente” para ser respaldada.

“La sentencia de hoy del Tribunal Supremo es una victoria tremenda para el pueblo estadounidense y la Constitución”, afirmó el mandatario estadounidense en un comunicado, al tiempo que calificaba la ratificación como un revés a la “histeria” de los medios y la oposición demócrata. Trump agregó que la Corte Suprema confirmó la autoridad del presidente de defender la seguridad nacional en una era “de terrorismo mundial y movimientos extremistas empeñados en dañar a civiles inocentes”.

artículo relacionadoTrump firmó orden para detener la separación de niños y familias inmigrantes

A fines de enero del 2017 el mandatario firmó una orden ejecutiva para prohibir la entrada a Estados Unidos de personas de siete países, en referencia a Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.  El veto migratorio provocó que alrededor de 700 viajeros fueron retenidos en los aeropuertos y 60,000 visados fueron revocados temporalmente, según datos del Departamento de Estado.

Dicha prohibición fue bloqueada por tribunales federales y el Ejecutivo preparó una segunda versión, tramitada en marzo de ese año, que eliminaba de la lista a Irak y suprimía las excepciones recogidas en el programa de admisión de refugiados, pero las cortes nacionales se opusieron de nuevo e impidieron su puesta en marcha. En la última versión se consideraba a los ciudadanos procedentes de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Corea del Norte y Venezuela, en el caso de este último país solamente afecta a ciertos funcionarios gubernamentales y a sus familiares.

Artículos Relacionados