08 julio 2018

Lula Da Silva: juez dispuso que siga en prisión luego de que otro ordenara su liberación

El juez Rogerio Favreto había declarado fundado un hábeas corpus solicitado por el Partido de los Trabajadores.

El presidente del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) de Brasil, Thompson Flores, determinó que el expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, condenado por un tribunal de segunda instancia de Porto Alegre a 12 años de prisión por el delito de corrupción pasiva y lavado de dinero, continúe en prisión. El magistrado tomó esa decisión luego de que Rogerio Favreto, juez de guardia del TRF-4, concediera un hábeas corpus solicitado por diputados del Partido de los Trabajadores a favor de Lula Da Silva y ordenara su liberación.

Favreto otorgó el hábeas corpus a Lula, quien está preso desde el 7 de abril, argumentando que la reclusión del expresidente le impide ejercer sus derechos como precandidato a la presidencia del Brasil. Lula pretende participar en las elecciones presidenciales de octubre próximo a pesar a que la condena de segunda instancia lo inhabilitó virtualmente para hacerlo. Ante la posible liberación de Lula, el juez Sergio Moro, quien sentenció a Lula en primera instancia en el 2o17, aseguró que el juez Favreto es “absolutamente incompetente” para liberar al expresidente.

artículo relacionadoBrasil: Lula Da Silva fue recluido en una prisión de Curitiba

Horas después de conocido el fallo de Favreto, el juez de segunda instancia del TRF-4 Goao Pedro Gebran Neto, quien es el juez instructor del caso Lava Jato y uno de los que condenó a Lula en segunda instancia, canceló la orden de liberar a Lula Da Silva. Así ordenó a Favreto y la Policía Federal que “se abstengan de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada”. Antes de que Gebran Neto adoptara esa medida, la Fiscalía General pidió suspender la concesión del hábeas corpus bajo el mismo argumento planteado por Moro.

Ante esta situación, el juez Favreto volvió a ordenar la liberación inmediata del expresidente del Brasil y dio un plazo de una hora para que se ejecute la decisión. Luego de esta nueva orden, intervino el juez Thompson Flores y, finalmente, resolvió que Lula Da Silva deberá continuar cumpliendo su condena en la cárcel.

Artículos Relacionados