27 enero 2019

Venezuela: Nicolás Maduro rechazó ultimátum de líderes europeos

España, Francia, Alemania y el Reino Unido dieron ocho días, antes de reconocer a Juan Guaidó como presidente, para que Maduro convoque a elecciones.

Nicolás Maduro ha rechazado el pedido de países de la Unión Europea (UE) para que convoque elecciones presidenciales en “cuestión de días” en Venezuela. El bloque europeo comunicó la decisión el sábado 26 de enero a través de una portavoz oficial. En la misma jornada, España, Alemania, Francia y el Reino Unido señalaron en una acción conjunta que reconocerán a Juan Guaidó como presidente de Venezuela si Maduro no convoca a elecciones dentro de los próximos ocho días. Ésta fue la primera vez que la UE tomó una posición definida frente a los conflictos de dicho país.

Por su parte, Nicolás Maduró aseguró que no habrán nuevos comicios. “Nadie puede darnos un ultimátum. Si alguien quiere irse de Venezuela, que se vaya”, dijo Maduro a CNN Türk, la filial turca de la cadena de noticias. “Las élites europeas no reflejan la opinión de los pueblos europeos”, agregó. El líder chavista ha reforzado su posición frente a la intervención de naciones extranjeras y ha denunciado un golpe de Estado orquestado por Estados Unidos.

Por el momento, la decisión de Maduro de retirar de Venezuela a todo el cuerpo diplomático estadounidense ha sido suspendida. A través de un comunicado, señaló que la misión diplomática venezolana había emprendido el regreso desde Washington a Caracas, y que el retiro efectivo del personal diplomático de Estados Unidos se había realizado el 25 de enero, según el plazo establecido. Sin embargo, el comunicado también señaló que “ambos gobiernos han acordado sostener negociaciones para el establecimiento de una Oficina de Intereses en cada capital, desde las cuales se podrán atender trámites migratorios y otros temas de interés bilateral”.

Así, se autorizó que el personal remanente de ambas misiones diplomáticas permanecerá en las sedes que correspondían a sus embajadas para que en un plazo de 30 días puedan alcanzar un acuerdo. Si no se llegara a realizar dicho consenso, entonces “ambas misiones cesarán actividades (…) debiendo el personal remanente abandonar el territorio de cada país dentro de las siguientes 72 horas”.

El viernes 25 de enero, durante una conferencia de prensa, Nicolás Maduro señaló que él no había roto relaciones con los Estados Unidos, sino que con el gobierno de Donald Trump. “Vamos a seguir vendiendo todo lo que nos quieran comprar“, dijo el mandatario.

Confrontación en la ONU

El ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, señaló en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que “Estados Unidos dicta las órdenes a la oposición venezolana y a los gobiernos satélites de los Estados Unidos en la región, y pareciera que en Europa y otras partes del mundo”. También lanzó críticas contra los gobiernos de España y Francia. “¿Dónde se les ocurre semejante acción injerencista y yo diría hasta infantil?”, agregó con respecto al ultimátum.

artículo relacionadoJuan Guaidó se autoproclamó presidente encargado de Venezuela

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, acusó a Moscú de sostener al “Estado mafioso ilegítimo” de Nicolás Maduro. Al mismo tiempo, se dirigió a las demás naciones y señaló que era el momento de definir si estaban con “las fuerzas de la libertad” o con “la liga de Maduro y su caos”. Finalmente, también instó a todos los países para que pongan fin a sus transacciones financieras con el gobierno de Maduro.

“Esperamos también que cada una de esas naciones se aseguren de desconectar sus sistemas financieros del régimen de Maduro y permitan que los activos que pertenecen al pueblo venezolano vayan a los legítimos gobernantes de ese Estado“, dijo Pompeo.

Según Bloomberg, el Reino Unido le negó a Maduro el último viernes el retiro de US$1,200 millones en oro del Banco de Inglaterra.

Artículos Relacionados