21 febrero 2019

Ecuador recibirá rescate financiero por US$10,000 millones

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció que los préstamos provenientes del FMI, BM y BID ayudarán a reducir su deuda pública y déficit fiscal.

El gobierno ecuatoriano accederá a un préstamo por US$10,200 millones para intentar cerrar su brecha fiscal. Así, el presidente Lenín Moreno anunció que Ecuador recibirá US$4,200 millones por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), y US$6,000 millones del Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Fondo Latinoamericano de Reservas y la Agencia Francesa de Desarrollo.

El acuerdo le permitirá afrontar la deuda pública, y además ha concluido con la década de distanciamiento que el expresidente Rafael Correa mantuvo con los organismos internacionales.

“Hemos recuperado la confianza y la credibilidad. Por eso, las más importantes organizaciones mundiales han decidido sumarse al camino que estamos construyendo. Han decidido respaldar el Plan de Prosperidad de nuestro Gobierno, por eso vamos a recibir más de 10.000 millones de dólares”, dijo Moreno en señal abierta.

artículo relacionadoFMI proyecta futuro incierto tras lento crecimiento de la economía mundial

Así, Ecuador recibirá el apoyo financiero de estas instituciones durante los próximos tres años. Las tasas de interés estarán alrededor del 5% y el plazo de devolución del préstamo será de 30 años. “Felicidades a Lenín Moreno por estructurar un sólido plan de reformas. Nosotros, desde el Banco Mundial, estamos a la expectativa de desarrollar una relación de colaboración más fuerte y apoyar a Ecuador con sus esfuerzos de ajuste”, dijo la presidenta interina y directora general del Banco Mundial, Kristalina Georgieva.

Del mismo modo, la jefa de la misión del FMI para Ecuador, Anna Ivanova, señaló que el plan de gobierno apunta a crear una economía más dinámica, sostenible e inclusiva. Ésta se basa en cuatros puntos claves: “impulsar la competitividad y la creación de empleo; proteger a los pobres y más vulnerables; fortalecer la sustentabilidad fiscal y los cimientos institucionales de la dolarización; así como mejorar la transparencia y fortalecer la lucha contra la corrupción”, dijo Ivanova.

El acuerdo aún está a la espera de su presentación al Directorio Ejecutivo del FMI para el visto bueno formal.

Artículos Relacionados