17 enero 2017

Plan Cóndor: Morales Bermúdez fue condenado a cadena perpetua en Italia

El ex presidente peruano fue hallado responsable de la desaparición de una veintena de ítalo-latinoamericanos.

El Tribunal de Roma condenó a cadena perpetua al ex presidente peruano Francisco Morales Bermúdez (1975-1980), así como a los militares peruanos Pedro Richter Prada y Germán Ruiz Figueroa, por la muerte de una veintena de italo-latinoamericanos durante el Plan Cóndor.

Bermúdez, Richter y Ruiz forman parte de un grupo de ocho ex militares de Bolivia, Chile, Uruguay y el Perú que han sido condenados a cadena perpetua por la mencionada iniciativa, un plan de represión contra opositores a las juntas militares que gobernaban esos países entre las décadas de 1970 y 1980.

Además de los peruanos, los condenados fueron: los chilenos Hernán Jerónimo Ramírez y Rafael Ahumada Valderrama; el uruguayo Juan Carlos Blanco; y los bolivianos Luis García Meza y Luis Arce Gómez. Éstos se desprenden de un total de 28 imputados, detalla EFE.

La Operación Cóndor fue un plan ideado por el fallecido general chileno Augusto Pinochet que orquestó la represión de la oposición política en las décadas de 1970 y 1980 por parte, sobre todo, de los regímenes dictatoriales de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Un informe de la CIA, en el que se basa la acusación en el caso del fiscal italiano Giancarlo Capaldo, precisa que el Perú y Ecuador se convirtieron en miembros de este plan a finales de los años 80, detalla la agencia de noticias.

En diciembre se escucharon los alegatos de los abogados defensores y el tribunal presidido por la jueza Evelina Canale había fijado la última audiencia para hoy, 17 de enero.

El Tribunal de Roma celebra este proceso en primera instancia desde el 12 de febrero de 2015 y el caso fue abierto tras una larga investigación del fiscal Capaldo. En la lista de acusados que presentó inicialmente Capaldo figuraban hasta 140 acusados de Argentina, Uruguay, el Perú, Chile, Brasil, Paraguay y Bolivia.

Sin embargo, las trabas burocráticas a la hora de notificar las imputaciones de la Justicia italiana y la muerte de los acusados, de avanzada edad, acabó fijando la lista de imputados en 28. Entre los imputados figuraba el teniente general Gregorio Álvarez, presidente y dictador de Uruguay entre 1981 y 1985, quien falleció el 28 de diciembre.

El pasado 14 de octubre, la fiscal Tiziana Cugini pidió la cadena perpetua para 27 de ellos: dos de nacionalidad boliviana, siete chilenos, cuatro peruanos y catorce uruguayos.