23 abril 2018

Corte Suprema aprobó la extradición del empresario Gustavo Salazar

Después de nueve meses se aprobó la extradición del exgerente de La Positiva, involucrado en el caso Odebrecht.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema aprobó este lunes el pedido de la Fiscalía de la Nación para solicitar a Estados Unidos la extradición activa del empresario Gustavo Salazar por el delito de lavado de activos. Salazar tiene una orden de captura y de prisión preventiva por 18 meses al estar implicado en el pago de sobornos de Odebrecht al detenido exgobernador del Cusco, Jorge Acurio Tito.

El pedido de la Fiscalía fue cursado en julio del 2017 al Poder Judicial. De acuerdo a la tesis del Ministerio Público, Salazar habría transferido los pagos que realizó Odebrecht al expresidente regional por la buena pro del proyecto Vía de Evitamiento del Cusco. El exgerente general de Seguros La Positiva está prófugo en los Estados Unidos desde mayo del 2017, pese a que en septiembre pasado aseguró estar listo para regresar al Perú como colaborador eficaz.

artículo relacionadoOdebrecht: la constructora se reduce, pero aún enfrenta riesgo de default

Durante una audiencia, celebrada el 12 de abril, el fiscal supremo Abel Salazar Suárez manifestó que el requerimiento contra Salazar cumple los requisitos que exige el Tratado de Extradición entre Perú y Estados Unidos, suscrito en el 2001, detalló El Comercio. Salazar Suárez indicó que el delito imputado contra el empresario está contemplado en la legislación estadounidense como lavado de instrumentos monetarios.

El cuadernillo de extradición que se enviará a EEUU contiene 36 piezas probatorias en contra del empresario. Entre dichas piezas están las declaraciones de aspirantes a colaboradores eficaces como Jorge Barata y el abogado José Francisco Zaragozá. Ambos han reconocido que Odebrecht pagó coimas para hacerse de la licitación de la vía rápida en Cusco.

Tras la decisión de la Corte Suprema, el cuaderno de extradición deberá ser revisado por una comisión del Ministerio de Justicia y después ser aprobado en una sesión del Consejo de Ministros. Una vez cumplidos estos trámites, la Cancillería deberá enviar el documento traducido al inglés a las autoridades en Estados Unidos.

Artículos Relacionados