01 junio 2018

"El Perú es el único país de la Alianza del Pacífico que aún no es miembro de la OCDE"

Credicorp Capital dijo que el Perú requiere esfuerzos adicionales en materia de corrupción y estabilidad política.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, oficializó esta semana el ingreso de su país a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). El gobierno peruano se ha puesto como meta que nuestro país ingrese al bloque—que representa el 80% del PBI mundial—en el 2021. Sin embargo, Credicorp Capital señala que aunque las medidas del gobierno “van en la dirección correcta”, se requieren “esfuerzos adicionales”.

“El Perú es el único país de la Alianza del Pacífico que aún no es miembro de la OCDE“, anotó Credicorp Capital. Agregó que para ser miembro de la OCDE el país requerirá esfuerzos adicionales en términos de corrupción, infraestructura, estabilidad política, instituciones, impuestos y protestas social. Explicó que las acusaciones de corrupción que afectaron al sector construcción, junto al lento avance en la ejecución de proyectos de infraestructura, evidencian “la necesidad de nuevas reformas en estos frentes”.

Para Credicorp Capital es clave para el Perú avance en el fortalecimiento de sus instituciones, la implementación de medidas anticorrupción, la eliminación de trabas microeconómicas y la lucha contra actividades ilícitas: como la minería ilegal, el contrabando y el lavado de activos. En esa línea, destacaron que la minería ilegal representa cerca del 20% de la producción minera total, mientras que el contrabando representa alrededor del 0.9% del PIB peruano.

Del mismo modo, resaltaron que la evasión y la elusión deben ser atacadas firmemente en cuanto ascienden a 35.9% en el caso del Impuesto General a las Ventas (IGV) y a 57% en el caso del Impuesto a la Renta corporativo. Lo anterior deja al Perú con “pocos recursos para cubrir las crecientes necesidades de gasto”, recalcó Credicorp Capital. “Por supuesto, esto también es el resultado de una alta informalidad en la economía, que debería ser el foco de las políticas macro”, agregó.

artículo relacionadoOCDE: "Tiene sentido ampliar la base tributaria y que haya más peruanos pagando"

No es suficiente

Credicorp Capital resaltó que el Perú ha tenido “un progreso significativo” en adoptar las sugerencias de la OCDE a través del Programa País, compromiso asumido por el Perú en busca de su ingreso a la organización. Así, destacó que desde el 2016 se han realizado reformas vinculadas a áreas como medio ambiente, transparencia e intercambio de información en materia tributaria, política regulatoria, soborno transfronterizo, integridad y desarrollo rural y urbano.

De acuerdo con la evaluación del Programa País durante 2015-2016, la OCDE concluyó que el Perú necesita diversificar su economía hacia nuevos sectores, incluidos la agroindustria, la industria manufacturera y el turismo; impulsar las habilidades, reforzar la productividad de la fuerza laboral—para lo cual resulta clave un aumento en las inversiones en investigación y desarrollo a nivel regional— y potencializar las oportunidades de todas las regiones para impulsar un crecimiento nacional más inclusivo.

La OCDE también recomendó al Perú llevar a cabo una reforma fiscal estructural que aumente la participación de los impuestos directos. En entrevista con SEMANAeconómica, Ángel Melguizo, jefe de la Unidad de América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la OCDE, señaló que aún ven márgenes “para evaluar y asegurar que el Perú tenga los ingresos que necesita” a través del impuesto a la renta personal y otros impuestos selectivos. Además destacó el alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a cigarrillos, bebidas alcohólicas, combustibles y automóviles que impuso el gobierno a inicios de mayo.

De otro lado, la organización instó al gobierno a continuar con los esfuerzos para reducir el alcance del sector informal, que hoy todavía cubre alrededor del 70% de todos los trabajadores. “Las recomendaciones específicas incluyen el fortalecimiento de los sistemas para monitorear el mercado laboral y reducir los costos de la contratación formal, por ejemplo, subsidiando las contribuciones sociales de los trabajadores de bajos ingresos y la posibilidad de tener salarios mínimos diferenciados por regiones”, refirió Credicorp  Capital.

Artículos Relacionados