11 junio 2018

TC: Ernesto Blume pide que el tribunal no sea "mal interpretado ni satanizado"

El titular del TC defendió la resolución que ordenó la liberación de Ollanta Humala y Nadine Nadine.

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Ernesto Blume Fortini, defendió la resolución que ordenó la liberación del expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia y remarcó que las resoluciones del TC son de obligatorio cumplimiento “por todas las autoridades”, un día después de que el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, señalara que el TC debía autorregularse para que, solo de manera excepcional, “intervengan en los casos que ya han sido resueltos”.

“En el Estado constitucional se vive la soberanía de la Constitución y todos, sin excepción alguna, deben someterse a la Constitución y atender sus responsabilidades si es que la infringen. Tales tareas implican que el tribunal debe ser respetado y reconocido por todas las autoridades y no mal interpretado ni satanizado”, expresó Blume en conferencia de prensa, según consignó El Comercio.

artículo relacionadoCaso Humala-Heredia: PJ dejó sin efecto la suspensión de la incautación de la casa de Surco

El magistrado insistió en que “muchas veces se malinterpreta al Tribunal Constitucional” debido a que “no se entiende que el Perú es un Estado constitucional, en donde lo más importante es respetar la Constitución”. “Entonces, muchas veces pisamos cayos, porque corregimos errores de otros. Y la reacción es atacar al tribunal, y algunos inclusive muy duramente”, refirió Blume.

“En el caso de Ollanta Humala […] se ha armado toda una campaña y prácticamente se nos ha dicho ‘ustedes están dinamitando el sistema anticorrupción’, lo cual es absolutamente equivocado porque lo que estamos haciendo es fortalecerlo. Un sistema anticorrupción que no respeta derechos fundamentales es un sistema que está condenado a fracasar”, explicó. La resolución que ordenó la liberación de los esposos Humala señalaba que en las resoluciones del Poder Judicial se formularon “afirmaciones que dan por hecho que los investigados son autores de delitos”. Para el ente, se tratan de expresiones “reñidas con la presunción de inocencia”.

Blume explicó que el TC solo ha emitido fallos sobre el 0.01% de sentencias emitidas por los jueces. En ese marco, consideró que la intervención del Tribunal Constitucional es excepcional y sólo se produce en cumplimiento de la Constitución y la ley, y no por voluntad arbitraria de sus miembros.

Artículos Relacionados