18 julio 2018

Ministerio Público solicitó prisión preventiva por 36 meses contra el exjuez Walter Ríos

Le imputa los delitos de cohecho pasivo impropio, tráfico de influencias y pertenecer a una organización criminal.

El fiscal supremo Jesús Fernández Alarcón solicitó hoy 36 meses de prisión preventiva contra el expresidente de la Corte Superior de Justicia del Callao, Walter Ríos, y el exfiscal adjunto provincial de familia del Callao, Juan Canahualpa Ugaz, investigados por los presuntos delitos de cohecho pasivo impropio, cohecho pasivo específico, tráfico de influencias y pertenecer a una organización criminal a raíz de la difusión de un conjunto de audios divulgados por IDL-Reporteros y Panorama que revelarían presuntos actos de corrupción, informó el Poder Judicial en un comunicado. El juez de investigación de preparatoria, Luis Cevallos Vega, dispuso que la audiencia se realice el viernes a las 8:30 de la mañana.

Fernández Alarcón es titular de la Fiscalía Suprema Contencioso Administrativa, dependencia encargada de asumir los procesos contra altos funcionarios del Estado, jueces y fiscales supremos provisionales, jueces y fiscales superiores, entre otros. La medida cautelar fue solicitada luego de que el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, analizara un informe sobre el caso remitido por Fernández y lo autorizara a iniciar acciones penales contra Ríos y Canahualpa, a quienes también se les abrió investigación preparatoria. 

artículo relacionadoPolicía detuvo a Walter Ríos, expresidente de la Corte Superior del Callao

Manuel Servigón, abogado de Ríos, explicó a RPP que el fiscal Fernández solicitó 36 meses de prisión preventiva porque así se lo permite la ley cuando se investigan casos de organizaciones criminales, pero consideró que se trata de una medida excesiva y pidió para su cliente comparecencia restringida. Sostuvo que no existen motivos para que sea enviado a prisión, debido a que tiene domicilio conocido y arraigo familiar. “Se ha sometido desde un inicio a los alcances de la investigación. Si una persona muestra una conducta procesal adecuada de someterse y allanarse a la investigación, no presenta un peligro procesal”, subrayó.

Para evaluar la prisión preventiva, el juez deberá evaluar que existan pruebas graves y fundadas de que se cometió un delito, que la pena por ese delito sea mayor a cuatro años y si existe peligro procesal, que incluye dos componentes: el peligro de fuga y el peligro de obstaculización de la investigación.

Una conversación telefónica registrada en uno de los audios revela que Ríos habría gestionado el nombramiento de Canahualpa como fiscal adjunto provincial de familia del Callao ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM). Ríos le dijo en una conversación telefónica: “Compare, ya eres ah”. Momentos después, Canahualpa respondió: “Dígame doctor, más bien, ¿cuánto le debo?”. En otro audio, un funcionario del  CNM le había indicado a Ríos: “Ya es fiscal, ah. Por si acaso ya es fiscal. Ya es fiscal, lo que me pediste”.

Artículos Relacionados