24 agosto 2018

TC dejó al voto la demanda contra la 'Ley Mulder' tras audiencia en Arequipa

El recurso de inconstitucionalidad promovido por el Ejecutivo y Peruanos por el Kambio quedó al voto.

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) dejó al voto la demanda de inconstitucionalidad presentada por el Ejecutivo y la bancada de Peruanos por el Kambio (PpK) contra la denominada ‘Ley Mulder’, norma que prohíbe al Estado  colocar publicidad estatal en medios privados y que fue aprobada por insistencia el pasado 15 de junio por el Congreso, luego de que la observara el presidente Martín Vizcarra.

En la audiencia celebrada en Arequipa participaron los congresistas demandantes Gilbert Violeta y Patricia Donayre, de PpK, y el congresista del Apra, Mauricio Mulder, quien promovió el proyecto de ley. También intervino el procurador del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Luis Huerta Guerrero, a favor de la posición del gobierno, y el defensor del Pueblo Walter Gutiérrez.

El procurador Huerta planteó que la demanda del Ejecutivo solicita un control de constitucionalidad y un control de convencionalidad. La tesis del gobierno es que la norma viola el derecho a la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a recibir información, motivo por el que, a su juicio, es inconstitucional. Respecto al control de convencionalidad, indicó que su objetivo es que el tribunal determine si la norma se ajusta a la Convención Interamericana de Derechos Humanos, suscrita por el Perú y en la que también se reconoce el derecho a la libertad de información, lo que genera una obligación al Estado de proporcionarla a sus ciudadanos.

De otro lado, Huerta manifestó ante los magistrados que su demanda le solicita al tribunal fijar reglas claras sobre los procedimientos parlamentarios para debatir leyes que involucran derechos fundamentales. “No se ha seguido ningún procedimiento garantista”, dijo en alusión al camino que siguió la ‘Ley Mulder’ para ser aprobada. “Se espera que el Congreso identifique si se presenta un proyecto de ley vinculado con derechos fundamentales y que lo mínimo que haga es respetar el procedimiento parlamentario y algunas garantías mínimas. Eso no ha ocurrido en este proceso”, explicó.

Como se recuerda, el proyecto de ley fue exonerado de debate en las comisiones del Congreso y fue aprobado por la Comisión Permanente. “Lo que evidencian normas de este tipo es que de alguna manera hemos regresado a algunas practicas que ya considerábamos olvidadas y que nos remiten a los años 90”, explicó Huerta. La iniciativa fue debatida en la Comisión de Transportes y Comunicaciones luego de que fuera observada por el presidente Vizcarra. Después de eso, fue discutida y aprobada en el Pleno. Finalmente, Huerta advirtió que la ley no tiene precedentes en la región y que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, si bien reconoce que la publicidad estatal puede ser utilizada para amedrentar a la prensa, ha establecido principios sobre cuál debe ser la política de los Estados en la materia. Esos principios, añadió, plantean regular antes que prohibir la publicidad estatal.

Por su parte, el congresista Violeta argumentó que 1850 municipios distritales, 189 municipalidades provinciales, 25 gobiernos regionales y el gobierno central no pueden hacer campañas para difundir sus actividades ni sus políticas públicas. Un ejemplo mencionado durante la audiencia fue el de las campañas que buscan prevenir a los ciudadanos de las heladas en la sierra. Otro que fue mencionado fue el de las Empresas Prestadoras de Servicio (EPS), que en un caso hipotético no podrían comunicar sobre determinados cortes de agua.

artículo relacionadoTC admitió a trámite demanda de congresistas contra Ley Mulder

“Es una norma de claro contenido politico, basada en la confrontación que durante estos dos ultimos años ha ocurrido entre el Congreso y el Ejecutivo”, apuntó Violeta, quien reveló que en Piura 20 radios rurales cerraron luego de que la norma entró en vigencia. Lo que hay, remarcó, “es el deseo de intimidar y censurar de manera indirecta a los medios de comunicación que expresan sus opiniones políticas”.

A su turno, la congresista Donayre indicó que la ‘Ley Mulder’, además de generar una “limitación al derecho a la información, también limita el derecho a la participación de la población para expresarse respecto a una política de Estado. E incidió en el impacto en los medios comunitarios “Si la intención de la norma era perjudicar a los medios grandes, se han equivocado. Son las radios comunitarias las que lamentablemente han sido afectadas y han cerrado”, alegó.

Por último, el congresista Mulder, promotor de la prohibición, negó que su iniciativa no fuera discutida en comisiones, tal como afirmó el procurador del Ejecutivo. El parlamentario explicó que la Comisión de Transportes y Comunicaciones “hizo suyo” el proyecto, lo dispensó de dictamen y que, una vez observado, fue discutido por esa misma comisión y luego por el Pleno. De este modo, subrayó que sí fue sometida a un extenso debate.

También negó que el rol del Estado sea subvencionar con publicidad estatal negocios privados. “El Estado tiene que prever sus propios recursos”, señaló durante su intervención. De inmediato, dijo que el objetivo de su ley es que exista “un mecanismo por el cual el Estado debe dejar de tener la tentación de utilizar el dinero para poder sojuzgar, más bien, a los medios de comunicación (…) El Estado es el factor que vulnera la libertad que debe tener un medio”.

Durante su exposición también advirtió que “los medios de comunicación tradicionales van a sufrir la ola, el tsunami, de la revolución digital”. En esa línea, dijo que el Estado debe promover una mayor penetración de Internet en el Perú para que pueda llegar, mediante las redes sociales, a una mayor cantidad de ciudadanas para informarlos sobre sus actividades.

Mulder hizo notar que el Estado dispone de un canal televisivo que cubre el 90% de las provincias del país para enviar mensajes a la ciudadanía. Y consideró que los periodistas no deberían tener problemas en transmitir las notas de prensa enviadas por las oficinas de comunicación de las diferentes entidades estatales. “Yo no creo que haya un medio auténtico o un periodista auténtico que rechace hacer una campaña por su cuenta para que los niños del Perú no mueran de anemia solo porque no le han pagado para la publicidad”, manifestó.

Artículos Relacionados