10 octubre 2018

Keiko Fujimori: Fuerza Popular pide que cese la "persecución" y "la injusticia"

La bancada fujimorista calificó de “emboscada” la detención por diez días de Keiko Fujimori.

La bancada de Fuerza Popular calificó de “emboscada” la detención preliminar por diez días de su lideresa, Keiko Fujimori, por el presunto delito de lavado de activos. En conferencia de prensa, el congresista Miguel Torres aseguró que Keiko Fujimori “no representa ningún tipo de peligro de fuga” y que “no ha obstruido la justicia”. A su turno, la fujimorista Karina Beteta pidió que cese la “persecución” y “la injusticia”.

“Rechazamos tajantemente que un fiscal quiera atribuir que el partido Fuerza Popular sea una organización criminal. Todos somos honestos. [A Keiko Fujimori] nunca le han encontrado absolutamente nada, ni tampoco le van a encontrar. Nos mantendremos firmes. Basta a esta persecución, a esta injusticia. Lo que hoy ha hecho este fiscal es crear una emboscada porque keiko fue a brindar una declaración”, manifestó Beteta.

De acuerdo con el fallo que aprobó el juez Richard Concepción, a pedido del fiscal José Domingo Pérez, en el caso de Keiko Fujimori existe peligro de fuga pues, si bien tiene arraigo domiciliario y familiar, no tendría arraigo laboral conocido. Además, tendría facilidades para salir del país. Otro elemento tomado en cuenta el fiscal es que no acude a las citaciones cursadas por el Ministerio Público.

artículo relacionadoKeiko Fujimori: Poder Judicial ordenó su detención preliminar

El congresista Torres reiteró que no existe peligro de fuga debido a que las hijas de Keiko Fujimori estudian en el Perú, su padre Alberto Fujimori está en una clínica —esto luego de que se dispusiera la inaplicación del indulto que aprobó el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK)— y que es “una mujer que lidera el partido más importante del país”.

La hipótesis del fiscal es que Keiko Fujimori habría formado parte de una organización criminal con la finalidad de obtener poder político en las instituciones del Estado, con el fin de cometer delitos graves. Se le atribuye presunta comisión del delito de lavado de activos, dado que con su conocimiento se habría dispuesto que Jaime Yoshiyama —que se encuentra fuera del país y sobre quien también pesa el pedido de detención preliminar— y Augusto Bedoya solicitaran dinero a Odebrecht.  “Recibieron conjuntamente la suma de US$1 millón”, se indica.

“Keiko Fujimori habría usado la estructura, nombre y organización del partido político Fuerza 2011, y a los precitados representantes, por el lavado de activos provenientes de la empresa Odebrecht en el contexto de las elecciones generales realizadas en el Perú entre los años 2010 y 2011”, se señala. Se agrega que Keiko habría dispuesto que para el lavado de ese dinero se realicen actividades proselitistas.

Artículos Relacionados