17 octubre 2018

Fuga de Hinostroza: Martín Vizcarra aceptó la renuncia del ministro Mauro Medina

El gobierno espera orden de detención para activar mecanismos internacionales contra exjuez supremo.

El premier César Villanueva, en conferencia de prensa, intentó esclarecer la responsabilidad del Ejecutivo en la fuga de César Hinostroza. El titular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) recordó que no existe una orden de captura o de inmovilización contra el exjuez supremo.

“El juez Hinostroza contaba con impedimento de salida [hasta el 11 de noviembre]. No le impide movilizarse por todo el país, tampoco le permite a la Policía capturarlo. Para que se pueda dar la captura de un sujeto, tiene que haber una solicitud que empieza por el Ministerio Público, si es que éste tuviese la orden del Congreso […] No podríamos desde el Ejecutivo y el Ministerio del Interior efectuar ninguna limitación de movilización si es que no hay esta orden de captura”, indicó Villanueva, en relación a la demora en el envío del expediente de la acusación constitucional contra Hinostroza a la Fiscalía.

Ante la prensa, el premier detalló que Hinostroza salió del país en la madrugada del pasado 7 de octubre, por el norte. Usó un pasaporte ordinario —su pasaporte diplomático fue anulado, al igual que el de su esposa e hija— para llegar a Guayaquil (Ecuador), donde tomó un avión a Ámsterdam. En Madrid (España), intentó pedir asilo político en una comisaría, el cual le fue denegado. “Es vergonzoso la salida del juez supremo César Hinostroza, que se produjo de manera ilegal, violando leyes […] Ha salido como un vulgar delincuente, ilegalmente, en la madrugada”, dijo.

Por su parte, el ministro del Interior, Mauro Medina, informó que ha puesto su cargo a disposición del presidente Martín Vizcarra. La Junta de Portavoces del Congreso acordó por unanimidad citar a Medina para la mañana del jueves 18, con la finalidad de que explique la fuga del presunto integrante de la organización criminal ‘Los Cuellos Blancos del Callao’ en el Pleno. Una hora más tarde, el mandatario informó la aceptación de la renuncia de Medina.

En conferencia, el funcionario reiteró que la Policía Nacional del Perú (PNP) no podía detener o capturar a Hinostroza, al no ser denunciado oficialmente. También mencionó las limitaciones de la Polícia de migraciones, que sólo cuenta con 17 puestos en todo el Perú.

artículo relacionadoCésar Hinostroza salió del país y está en Madrid

Nuevas acciones

El premier César Villanueva detalló que el gobierno ha formado un grupo de trabajo de urgencia —con los titulares de Interior, Relaciones Exteriores y Justicia—. “Asumiremos la responsabilidad que nos compete, tal como deben hacer todas las autoridades involucradas. No nos lavamos las manos […] Estamos tomando todas las medidas y acciones para corregir este daño”, dijo.

Por su parte, el ministro Popolizio indicó que los representantes de Cancillería e Interpol viajarán a España para encargarse in situ de las coordinaciones internacionales. Sin embargo, reiteró que necesitan una notificación judicial para activar una de las dos alertas de Interpol: azul (investigación) o roja (captura).

“Cuando se defina una orden de captura internacional, activaremos todos los aspectos relacionados a la cooperación judicial internacional”, dijo Popolizio. “[Estamos] a la espera de que este impedimento de salida del país pueda variar a un mandato de detención”, agregó Vicente Zeballos, ministro de Justicia.

El canciller también señaló que ha informado a todas las embajadas en Europa, especialmente las ubicadas en la zona Schengen, sobre el caso. Asimismo, el titular de Justicia señaló que el gobierno está evaluando la posibilidad de solicitar al gobierno español la expulsión de Hinostroza.

Artículos Relacionados