15 mayo 2019

Jorge Muñoz propone la nulidad de los peajes de Lima

El acalde de Lima aseguró que los contratos de concesión de Línea Amarilla y Rutas de Lima podrían ser anulados.

El acalde de Lima, Jorge Muñoz, aseguró el miércoles que ha convocado a una sesión de concejo extraordinaria para evaluar la situación de los peajes de las concesiones de Linea Amarilla y Rutas de Lima, los cuales fueron contratados con las constructoras OAS y Odebrecht. El alcalde ha propuesto la nulidad de dichos contratos.

Las declaraciones de Muñoz llegan un día después de que el Poder Judicial dictara la prisión preventiva por 18 meses para la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán, quien está acusada de asociación ilícita y de haber recibido dinero de las constructoras mencionadas.

Asimismo, el burgomaestre señaló que espera llegar a un consenso con las diferentes bancadas del Concejo Metropolitano. “Va más allá de los colores partidarios, lo tenemos que ver como una unidad. Lo que queremos es que los ciudadanos tengan obras que no estén manchadas por la corrupción“, dijo el alcalde. Con respecto a la situación de Villarán, Muñoz aseguró que “está donde tiene que estar”.

Cabe resaltar que el contrato para la concesión de la Línea Amarilla – Lamsac a OAS fue firmado en el 2009 por el exalcalde Luis Castañeda. El monto de inversión ascendió a US$600 millones, incluía un tiempo de concesión de 30 años y el cobro de peajes. Durante la gestión de Villarán se incluyó el proyecto Río Verde y se amplió este plazo a 40 años. Luego, cuando Castañeda retornó a la alcaldía, decidió regresar al proyecto de Línea Amarilla.

artículo relacionadoPoder Judicial dictó 18 meses de prisión preventiva para Susana Villarán

El fondo de inversiones Invepar adquirió la concesionaria Lamsac en el 2012, y posteriormente en el 2016 se la vendió a la empresa francesa Vinci Highways, quien actualmente está a cargo del proyecto.

Por otro lado, el contrato con el consorcio Rutas de Lima —cuya participación mayoritaria era de Odebrecht— se firmó en el 2012 durante la gestión de Susana Villarán, y contemplaba el proyecto Vías Nuevas de Lima y la inclusión de un segundo peaje en Chillón. Sin embargo este último fue anulado luego de las protestas en Lima Norte en el 2017. En ese mismo año, la firma canadiense Brookfield compró la participación de Odebrecht en el proyecto.

Ambas empresas, Brookfield y Vinci Highways, han señalado a través de dos comunicados que no tienen ninguna relación con las constructoras Odebrecht y OAS.

Desde el Congreso, algunos parlamentarios como Marco Arana del Frente Amplio y Milagros Salazar de Fuerza Popular se han mostrado a favor de la anulación de estos contratos. Del mismo modo, el alcalde de Puente Piedra, Rennan Espinoza, señaló durante una entrevista a RPP que “no anular el contrato de peaje es aceptar la corrupción que ha habido detrás de ella”.

Artículos Relacionados