09 octubre 2017

Contraloría propone que el 40% del personal de las OCI dependa de ella en el 2018

Nelson Shack reveló que el 91% de los municipios distritales no tiene Oficina de Control Interno.

El Contralor General de la República, Nelson Shack, propuso que los funcionarios de  los Órganos de Control Intitucional (OCI) adscritos a las diferentes instituciones del Estado dependan administrativamente del presupuesto de la Contraloría a partir del 2018. Actualmente los funcionarios de OCI reciben sus remuneraciones de la entidad a la que deben fiscalizar. El objetivo es garantizar la autonomía de los controladores.

“Es un proceso complejo. Lo que vamos a proponer es que en el 2018 todo el personal que está por CAS y locación de servicios, que son más del 40%, pase al pliego de la contraloría. El otro 60% es más complejo, porque es gente que es de planta, del régimen 276. No podemos traerlos aquí, pues la contraloría está en el régimen 728, privado. Ellos tendrían que renunciar a su régimen para poder entrar a este mecanismo, y eso no es tan fácil (…)  Es inverosímil pensar que un controlador va a hacer bien su trabajo si depende del controlado”, declaró en una entrevista con El Comercio.

Shack reveló que el 91% de las municipalidades distritales no tienen una OCI, lo que impide aplicar un control sobre el gasto e inversión de los fondos públicos. Si las OCI dependieran de la Contraloría, explicó, se podría cubrir ese vacío.”Cuando las OCI pasen a depender de nosotros, vamos a reubicar todo ese personal para aprovechar las economías de escala de una intervención provincial o regional y que de ahí salgan equipos itinerantes y aleatoriamente miren qué pasa con el control a escala local, distrital”, aseguró.

artículo relacionadoNelson Shack plantea que informes de Contraloría sean vinculantes

Asimismo, el contralor consideró necesaria esta reforma pues le otorgará a su institución acceso directo a las bases de datos de las entidades del Estado. “El año pasado, por ejemplo, entraron más de 54 mil a la Contraloría, y como el procedimiento es manual y no estamos interconectados a bases de datos, entonces solo se han fiscalizado 36”, explicó.

Finalmente, Shack, consideró que la contraloría no tenía la capacidad técnica para pronunciarse sobre un proyecto como el del Aeropuerto de Chinchero. Y reveló que al asumir el cargo encontró que no existía un departamento especializado en evaluar obras por impuestos o Asociaciones Público Privadas .

“Cuando llegué aquí pregunté cuál es el departamento especializado en APP y en obras por impuestos, que son las que deberían emitir estos informes complejos que son muy importantes por todas las consecuencias que pueden traer. No había. Recién lo hemos creado”, indicó.

Artículos Relacionados