13 mayo 2018

Macroconsult sobre ISC: podría abrirse un espacio para cervezas informales

Asimismo, consideró que en el caso de los cigarrillos existe el riesgo de que aumente el contrabando.

Macroconsult estimó que el alza del Impuesto Selectiva al Consumo (ISC) en el caso de las bebidas alcohólicas podría abrir un espacio para cervezas informales de bajo precio. El mismo comportamiento no se observaría en aquellas bebidas con alto contenido alcohólico, como el vino, el ron o el whisky. De igual modo, estimó que un escenario probable es que se produzca un aumento del contrabando en el caso de los cigarrillos, lo que debería llevar a mejorar los controles aduaneros.

“Lamentablemente, las fronteras aduaneras son porosas para este tipo de productos. Es decir, un peor escenario sería el de un aumento sustancial del contrabando y, en esa línea, una disminución de la producción formal, una concomitante menor recaudación y un consumo de tabaco que se mantiene casi inalterado”, consideró la consultora en un reporte. “Hay que estar atentos a estos desempeños, para volver a calibrar los impuestos selectivos para que éstos no pierdan el sentido mismo de su existencia”, añadió.

En cuanto al alza del ISC en combustibles, señaló que hasta antes del cambio, el impuesto favorecía a los  más contaminantes. “Dentro de los cambios, el mejor calibrado ha sido el de los combustibles”, indicó la consultora. “Sin embargo, aún es perfectible. En las gasolinas de 90 y 94 octanos no distingue el alto del bajo azufre. En el diésel, empeora la relación de precios entre alto y bajo azufre a pesar de que se amplían sus diferencias en índices de nocividad”, agregó.

Por otro lado, se refirió al alza del ISC a las bebidas azucaradas. Macroconsult sostuvo que el Ejecutivo pudo haber establecido una mayor diferencia de tasas entre las bebidas con más y menos azúcar. Así, sugirió que la tasa de 17% para aquellas que contienen menos de seis gramos de azúcar por cada 100 mililitros pudo reducirse.

artículo relacionadoEl alza del ISC y la incautación a Humala

“Este tipo de política se resuelve con la estimación de la tasa óptima de ISC a las bebidas azucaradas, que tome en cuenta la elasticidad del producto y el daño a la salud. Si el Minam es capaz de estimar el índice de nocividad de los combustibles, que luego se usa para la estimación del ISC, el Minsa debería hacer lo mismo con las bebidas. Así, se podrán tomar mejores decisiones de política tributaria basadas en evidencia y no en posibles tasas arbitrarias”, explicó.

Finalmente, resaltó que, en el caso de los vehículos, estos ya pagan impuestos por su utilización. “A más circulación, más pago de impuestos. Además, estos bienes ya pagan el impuesto al rodaje por el desgaste de las vías públicas (incluido en el precio de las gasolinas) y, además, pagan el impuesto al patrimonio a las respectivas municipalidades, durante los primeros tres años desde su adquisición”, finalizó.

Artículos Relacionados