13 septiembre 2018

Devolución de IGV: ya no será necesario un contrato de inversión con el Estado

El gobierno flexibilizó los requisitos para los sujetos que quieran acceder a la recuperación anticipada de IGV.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en el marco de la delegación de facultades legislativas, eliminó la figura del “Contrato de Inversión con el Estado” como requisito para el acogimiento de los regímenes especiales de devolución del Impuesto General a las Ventas (IGV).

Así, el decreto legislativo n° 1423 dispone que al Régimen Especial de Recuperación Anticipada del IGVdevolución del impuesto que gravó las importaciones y/o adquisiciones locales de bienes de capital nuevos, bienes intermedios nuevos, servicios y contratos de construcción, realizadas en la etapa preproductiva, a ser empleados por los beneficiarios directamente en la ejecución del compromiso de inversión del proyecto y que se destinen a la realización de operaciones gravadas con el IGV o a exportaciones— podrán acogerse personas naturales o jurídicas que la realización de un proyecto en cualquier sector de la actividad económica que genere renta de tercera categoría. El compromiso de inversión para la ejecución del proyecto no podrá ser menor a US$5 millones.

artículo relacionadoEjecutivo modificó normas relacionadas a IGV, IR, ISC y elusión tributaria

El gobierno también amplió las forma de devolución del IGV y de su compensación con deudas tributarias. Además de las notas de crédito negociables, se sumaron cheques no negociables, abonos en cuenta corriente o cuentas de ahorro.

El MEF indicó en un comunicado que la eliminación del contrato de inversión agilizará el proceso de acogimiento al mencionado régimen de recuperación anticipada y reintegro tributario, y fortalecerá las decisiones de inversión privada a nivel nacional.

En cuanto al régimen de recuperación del IGV para las empresas con ingresos menores a 300 UIT (S/1.3 millones), la nueva normativa le permite a las empresas recuperar el IGV de sus adquisiciones de bienes de capital a fin de promover su crecimiento. Se pueden acoger a este régimen todos los contribuyentes pertenecientes al Régimen General o al Régimen MYPE Tributario, con ingresos menores a 300 UIT. “De esta manera se incrementará el potencial de empresas que pueden acogerse a este beneficio”, indicó el MEF.

Artículos Relacionados