12 diciembre 2017

Moody's: banca peruana es la única con perspectiva positiva en América Latina

La perspectiva de Moody’s se sustenta en el fuerte crecimiento esperado de la rentabilidad y una menor percepción de riesgo.

El único sistema bancario con perspectiva positiva en la región es el peruano, según un reciente reporte de  Moody’s.

La perspectiva positiva de la agencia se sustenta en dos aspectos:

(i) la menor dolarización y una suscripción más ajustada compensan los riesgos de los activos que surgen de mayores préstamos a pyme y disposiciones relacionadas con El Niño

(ii) el crecimiento de los préstamos en moneda local de alto margen respaldará un crecimiento fuerte en la rentabilidad, lo que impulsará aumentos en capitalización. 

El crecimiento anual proyectado para el 2018 de los prestamos totales es de 10.1%, mientras que en el 2017 el crecimiento proyectado es de 2.8%, según el informe.

Otros países

Asimismo, Moody’s dio una perspectiva estable para los sistemas bancarios de Argentina, Bolivia, Colombia, Paraguay y Uruguay, a medida de que el crecimiento económico de la región modera los riesgos. La mejora esperada en el crecimiento económico de la región estabilizará los entornos operativos de los bancos, señala la firma en su reporte. La calidad estable de los activos que resulta de estas condiciones dará soporte a la rentabilidad y niveles de capital. Además, la base amplia de fondeo de depósitos de los bancos también continuará formando una base fuerte para el crecimiento del crédito.

artículo relacionadoCréditos bancarios crecieron 4.24% en octubre, la tasa más alta del 2017

“La rentabilidad de los bancos latinoamericanos continuará fuerte, sostenida por amplios márgenes de interés neto, una utilidad por comisiones resistente y los bajos costos crediticios”, señaló Aaron Freedman, associate managing director de Moody’s.

Además, la continuidad de las inversiones en digitalización generará mejoras adicionales a la ya fuerte eficiencia operativa, a pesar de los incrementos de corto plazo en las inversiones de capital.

Los riesgos de activos permanecen contenidos a pesar de los recientes problemas de gobierno corporativo y escándalos de corrupción [relacionados a Lava Jato]. La creciente actividad económica dará soporte a la calidad de activos conforme maduran los créditos otorgados en segmentos de mercado de mayor riesgo, mientras que las amplias reservas de cobertura para pérdidas crediticias y los adecuados niveles de capital protegerán a los bancos contra aumentos de morosidad inesperados.

Los bancos latinoamericanos continuarán beneficiándose de una amplia liquidez y un extenso fondeo estable de depósitos. “Aunque la implementación de los requerimientos de capital y de fondeo estable de Basilea III en algunos países pudieran detonar la emisión de deuda adicional, la dependencia de la región en el financiamiento de mercado local e internacional se mantendrá baja”, concluyó Freedman.

Las elecciones presidenciales que se darán en Brasil, México, Colombia y Paraguay, además de la segunda ronda electoral que se llevará a cabo en Chile el 17 de diciembre, podrían generar cambios en políticas públicas en el 2018, lo que puede afectar el crecimiento económico revirtiendo mejoras en la calidad de activos y afectando la rentabilidad. Estas elecciones están marcadas por propuestas polarizadas y una visibilidad limitada de candidatos, lo cual genera incertidumbre con respecto a la continuidad de las políticas económicas actuales, indica Moody’s.

Por otro lado, los sistemas bancarios con perspectiva negativa son Brasil, Chile y México, en línea con la perspectiva de sus calificaciones soberanas.

Artículos Relacionados