20 agosto 2018

S&P rebajó la perspectiva de BBVA a negativa por su exposición a Turquía

La agencia de calificación mantuvo la calificación de BBVA en A2 a largo plazo.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s (S&P) mantuvo la calificación crediticia de BBVA en A2 a largo plazo, pero rebajó su perspectiva de deuda de estable a negativa por la situación en Turquía, dada la “agitación” del mercado por la depreciación de la lira turca. BBVA controla casi el 50% del principal banco comercial de Turquía, Garanti, cuya calificación ha sido rebajada por la misma agencia desde BB- hasta B+.

La agencia de calificación crediticia cree que la situación de incertidumbre en Turquía tiene “potencial” para afectar negativamente al crédito en el grupo BBVA, concretamente en las expectativas respecto a la capacidad del banco para fortalecer su capital y mejorar la calidad de sus activos. “Los eventos actuales en Turquía tienen potencial para afectar negativamente a nuestra visión de la solvencia del grupo”, arguye la firma en un comunicado.  

artículo relacionadoBBVA: utilidad neta ascendió a S/.703 millones y creció 9% en el primer semestre

De acuerdo a las proyecciones de S&P, el banco turco Garanti Bank —que representa alrededor del 10% de los activos del grupo BBVA, el 13% del crédito y el 14% del beneficio neto— incrementará su tasa de préstamos en mora (NPL) debido a la depreciación de la lira turca, lo que provocaría una reestructuración de los préstamos. Desde principios del año la lira turca se ha depreciado en cerca de 37%. A junio, la tasa de morosidad en los préstamos alcanzó el 4.5% en el banco turco.

“Esta tendencia en la calidad de los activos de Turquía, junto a los indicadores de debilitamiento en los mercados latinoamericanos de BBVA, podrían desacelerar la reducción sostenida del stock de activos problemáticos y la mejora en el perfil de riesgo de BBVA que incluíamos en nuestras anteriores calificaciones”, ha señalado la agencia, que esperaba una reducción sustancial de los activos improductivos a partir de 2019.

Según agregó S&P, la perspectiva de BBVA podría retornar a estable si el banco es capaz de absorber el impacto negativo derivado de su negocio en Turquía sin perjudicar significativamente su rentabilidad, capital y calidad de los activos.

Artículos Relacionados