01 junio 2017

IFC creó el fondo de bonos verdes más grande del mundo para emergentes

Junto a Amundi, la entidad del Banco Mundial espera invertir US$2,000 millones en siete años.

IFC, miembro del grupo del Banco Mundial, y Amundi, un administrador de activos líder de Europa, acordaron a fines de abril crear el mayor fondo de bonos verdes dedicado a los mercados emergentes. La iniciativa de US$2,000 millones tiene el objetivo de profundizar los mercados locales de capital y ampliar el financiamiento para inversiones en proyectos relacionados con mitigación y adaptación al cambio climático.

El mercado mundial de bonos verdes se ha expandido rápidamente en los últimos años, alcanzando un total de más de US$100,000 millones. Sin embargo, persiste una brecha importante ya que pocos bancos en países en desarrollo han emitido bonos verdes.

IFC y Amundi esperan que el nuevo fondo, al aumentar la demanda global y construir mercados de capitales locales, incentive a las instituciones financieras de estos países a emitir bonos verdes. Ambas firmas, a través de un centro de apoyo a la inversión financiada por donantes dirigido por IFC, van a trabajar con las instituciones financieras locales para fortalecer su capacidad para emitir bonos verdes, proporcionando entrenamiento y compartiendo las mejores prácticas internacionales con ellos.

IFC invertirá hasta US$325 millones en este nuevo fondo verde que comprará bonos verdes emitidos por bancos en África, Asia, Oriente Medio, América Latina, Europa del Este y Asia Central. Amundi obtendrá el resto (US$1,675 millones) entre inversionistas institucionales en todo el mundo y ofrecerá su experiencia en la administración de deuda en mercados emergentes. El objetivo del fondo es invertir todos sus recursos en la compra de bonos verdes en siete años.

artículo relacionadoDonald Trump nombró a escéptico del cambio climático como titular de agencia medioambiental

Amundi fue seleccionado a través de un proceso amplio y competitivo. El fondo es el primer producto de una iniciativa conjunta entre IFC y Amundi con el objeto de desarrollar finanzas verdes en los mercados emergentes.

“Este fondo de bonos verdes reducirá el riesgo para el sector privado y atraerá a nuevos inversionistas – estamos hablando fundamentalmente de la creación de un nuevo mercado”, dijo el presidente de IFC, Philippe Le Houérou. “Ya hemos identificado docenas de bancos en muchos países en desarrollo de todo el mundo que podrían estar interesados en este fondo”, agregó.

Xavier Musca, presidente de Amundi, señaló que “este proyecto pone de relieve la capacidad de innovación financiera verde del Grupo Credit Agricole. Considero este proyecto como un elemento de cambio: es una oportunidad de inversión para los inversionistas institucionales y un factor de impacto en la sociedad mediante la aceleración del cambio de los mercados emergentes hacia una economía verde”.

Inicialmente el fondo se centrará en países y bancos que tienen un alto potencial para emitir bonos verdes, antes de extenderse a otros mercados. IFC también proporcionará cobertura de primera pérdida, lo que ayuda a reducir el riesgo y a mobilizar financiamiento del sector privado.

El Grupo Banco Mundial es un emisor importante de bonos verdes. A la fecha, el Banco Mundial ha emitido US$8,500 millones en bonos verdes en 18 monedas locales. IFC ha emitido US$5,800 millones en 12 monedas locales.

Artículos Relacionados