15 febrero 2019

Camposol: ingresos aumentaron 32% y llegaron a los US$346.2 millones en el 2018

Los mayores volúmenes de venta de paltas, arándanos, mangos y uvas aportaron al incremento de los ingresos de la agroindustrial.

Camposol registró ingresos por US$346.2 millones al cierre del 2018, un alza de 31.6% respecto al 2017 (US$263.1 millones). Esto debido a mayores volúmenes en toneladas métricas vendidas de palta (+12.8%), arándano (+92.6%) y otros, que incluye principalmente mango y uva (+23.3%). Hubo un aumento de la cantidad de hectáreas sembradas y el buen clima en invierno que tiene un impacto positivo en los volúmenes producidos. Asimismo, las inversiones ejecutadas permitieron implementar un proceso de calibrado y visión artificial en la planta de empaque de arándano.

El nuevo destino de venta, Sudamérica, generó US$6.4 millones en el 2018, marcando una tendencia al alza de los ingresos. Asimismo, el posicionamiento de Estados Unidos que alcanzó los US$178.4 millones y aumentó 74.4% en comparación al 2017 (US$102.3 millones). Estos, junto con el crecimiento de ventas en Asia (+79.6%) y Canadá (+64.3%) aportaron a la tendencia.

Las mayores ventas motivaron el crecimiento del ebitda hasta US$148.1 millones, 29.8% más que el año previo (US$114.1 millones). Sin embargo, los gastos de ventas también ascendieron a US$2.7 millones, representando un incremento del 8.3% anual, causado principalmente por nuevos gastos asociados al desarrollo de marca y de la nueva imagen corporativa, según el informe de gerencia de Camposol.

artículo relacionadoCamposol recompró todos sus bonos senior garantizados con vencimiento al 2021

Respecto a su nivel de deuda, la agroexportadora aumentó sus pasivos corrientes en 78.4%, alcanzando US$130.4 millones en comparación a los US$73.1 millones del 2017, explicado por el incremento de cuentas por pagar comerciales asociados a las campañas de arándanos. Asimismo, el pasivo no corriente tuvo un alza de 60.3% trasladándose de US$192.6 millones en el 2017 a US$308.8 millones en el 2018 como respuesta al reperfilamiento de la deuda de largo plazo.

Artículos Relacionados