27 junio 2019

Scotiabank: venta de vehículos nuevos se recuperaría al cierre del 2019 y crecería 2%

Entre enero y mayo la venta de vehículos nuevos cayó 7.1% interanual por la menor colocación de vehículos livianos y pesados.

El segundo semestre del 2019 presentaría un escenario favorable para el mercado de vehículos nuevos, señaló el último reporte semana de Scotiabank. Así, éste se recuperaría luego de una caída acumulada de 7.1% en los cinco primeros meses del año. Solo en mayo las ventas de vehículos nuevos cayeron 10%.

El resultado entre enero y mayo se explicó por la menor colocación de vehículos livianos que retrocedieron 6.8%, y también la menor venta de vehículos pesados que disminuyeron 9.4% interanual. Así, la caída de los vehículos livianos se debió por una menor venta de automóviles (-24%) y vehículos SUV y todoterreno (-11%); ambos fueron afectados por la tasa del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) del 10%, el cual es un tributo aplicado a la adquisición de vehículos nuevos a gasolina a partir de mayo del 2018.

En ese sentido, a pesar de que esto provocó que la venta de vehículos pick up y furgonetas aumentara 34% en dicho periodo, ya que esta categoría no fue gravada por el ISC, esto no bastó para revertir la caída del sector. Por su parte, la caída de vehículos pesados se explicó por la menor demanda de ómnibus (-9%) y la de camiones (-6%), que fueron afectados por el bajo crecimiento de la inversión privada —que creció 2.9% en el 1T19—, según detalló el banco.

artículo relacionadoImportadores podrán recuperar pago del ISC si autos nuevos son convertidos a gas

Así, los recientes cambios normativos al ISC reducen el impuesto a los vehículos con cilindradas menores a 1500 cc. El reporte prevé que se podría “incentivar la adquisición de este tipo de unidades, dada la esperada reducción sobre el precio de venta, efecto que podría darse para el segundo semestre del año (2S19)”.

“Al cierre de 2019 proyectamos que la venta de autos nuevos llegue a cerca de 170 mil unidades, lo cual significaría un crecimiento de alrededor de 2% respecto a los registrado en el 2018″, detalló el reporte. Esta recuperación se sustentaría por el incremento de la demanda por determinados vehículos ligeros, según explicó Scotiabank, debido a la mejora del poder adquisitivo de la población ante el crecimiento del empleo formal, el cual se expandió 4.5% en el primer trimestre del 2019.

Por el contrario, la venta de vehículos pesados sería menor a la del 2018. Esto se explicaría por el número de ventas alcanzadas el año anterior, las cuales fueron las más altas desde el 2014, según detalló el reporte. Además, también disminuirían las colocaciones de camiones y tractocamiones debido al “menor
crecimiento esperado de la inversión privada -creció 4.4%en el 2018 y proyectamos crezca 3.5% en el 2019-“, concluyó el banco.

Artículos Relacionados