07 julio 2017

Graña y Montero negó haber cedido a Odebrecht parte de sus ganancias para sobornos

Según Piauí, la constructora habría colaborado en el pago de coimas para adjudicarse la Línea 1 del Metro de Lima.

Graña y Montero negó haber contribuido al pagado sobornos, haber hecho reembolsos e, incluso, conocer el pago de coimas de parte de su socio Odebrecht para obtener la buena pro del tramo 1 de la Línea 1 del Metro de Lima, obra por la que formó el “Consorcio Tren Eléctrico Lima” con la brasileña.

Según la revista Piauí de Folha de S.Paulo, la constructora peruana habría cedido parte de sus ganancias en la megaobra de infraestructura a Odebrecht para el pago de coimas a funcionarios. La razón oficial, según documentos publicados por el medio extranjero, era que Odebrecht había asumido “riesgos adicionales” en la ejecución de las obras de construcción.

En un comunicado a la SMV, Graña y Montero indicó que “riesgos adicionales” es un concepto habitual en el sector construcción. “Es práctica común dentro de los consorcios del sector construcción no sólo remunerar a los socios de acuerdo al peso de su participación, sino también en base a la mayor contribución de mano de obra, maquinaria, estudios de ingeniería, elaboración del informe técnico y aspectos similares”, explicó la constructora peruana. “Los ‘riesgos adicionales’ devueltos a Odebrecht representan los trabajos y obligaciones adicionales asumidos por ellos”, agregó.

Asimismo, Graña y Montero destacó que su responsabilidad en el consorcio se limitaba a “las gerencias técnicas tales como: construcción de estaciones, solución de interferencias técnicas y resolución de conflictos sociales”.

artículo relacionadoOdebrecht: embargaron vehículos e inmuebles de Alejandro Toledo y Jorge Barata

Como se recuerda, entre los documentos difundidos por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos se citó una concesión de transporte adjudicada en el 2009 por un valor aproximado de US$400 millones, la cual sería la construcción del tramo 1 de la Línea 1 del Metro de Lima, adjudicada en ese año a Odebrecht y Graña y Montero por US$410 millones.

En la jornada de la BVL, la acción de Graña y Montero registra una caída mayor a 2%.

Artículos Relacionados