25 julio 2017

Utilidad de Graña y Montero creció 42% a junio impulsada por venta de activos

El grupo redujo la deuda asociada al Gasoducto Sur Peruano. La cartera de proyectos está a su menor nivel en un año.

El grupo Graña y Montero registró una utilidad neta de S/.148.7 millones entre enero y junio de este año, lo que representa un incremento del 41.7% con respecto al mismo semestre del año anterior.

La utilidad operativa creció 342% en el semestre por las ganancias de las ventas de activos realizadas hasta junio. Éstas incluyen la venta de las participaciones de Graña y Montero en Red Eagle, Prinsur, GMD y COGA (compañía operadora de sistemas de gas natural).

Graña y Montero ha vendido activos por US$193 millones en lo que va del año, como parte de una estrategia de recuperación de liquidez debido a la pérdida del contrato del Gasoducto Sur Peruano (GSP) y ante la contracción del sector construcción.

Las ventas del grupo crecieron también (1.7%) a S/. 2,847.3 millones impulsadas por mayores ingresos en el área de servicios, debido a la consolidación de su subsidiaria Adexus, y por el área inmobiliaria, en la cual se registró un ingreso de US$50 millones por la venta del Cuartel General San Martín y más unidades de vivienda vendidas.

artículo relacionadoGraña y Montero negó haber cedido a Odebrecht parte de sus ganancias para sobornos

Al segundo semestre, las áreas de servicios e inmobiliario fueron las únicas cuyas ventas aumentaron. En sus otras dos áreas de negocios, ingeniería y construcción e infraestructura, las ventas cayeron 18% y 7%, respectivamente.

A diferencia del primer trimestre del 2017, la deuda consolidada logró reducirse en el segundo trimestre debido a una reducción en el pago de garantía de fiel cumplimiento, un pasivo que se generó tras perder el contrato del GSP. Así, la deuda se redujo 13% en el trimestre, pero es 3% más que en el segundo trimestre del 2016.

Hacia fines de junio, el grupo refinanció el resto de las deudas asociadas al GSP. Asimismo,  Graña y Montero señaló hoy en un comunicado que la aprobación de una línea de crédito sindicada por US$162 millones de capital de trabajo estaría próxima a cerrarse con cuatro bancos locales.

En cuanto a la cartera de proyectos (backlog), Graña y Montero alcanzó un total de US$3,197 millones, 31% menos que en el segundo trimestre del 2016. Por área de negocios, ingeniería y construcción representa ahora 49% del backlog, frente al 64% del segundo trimestre del 2016, e infraestructura (concesiones), 36%, frente al 16% del año pasado.

Así, el backlog de Graña y Montero alcanzó su menor nivel en un año, con un ratio de ventas/cartera de proyectos de 1.63 años al cierre de junio.

Artículos Relacionados