28 marzo 2018

Unacem compró siete plantas de hormigón en Chile por US$22 millones

Las plantas de Hormigones Independencia fueron compradas con recursos propios y financiamiento bancario a Unicon.

La cementera peruana Unacem, a través de su empresa subsidiaria Unión de Concreteras (Unicon), adquirió el 100% de las acciones de Hormigones Independencia, empresa ligada al grupo chileno Hurtado Vicuña, por US$22.2 millones. La operación, reportada mediante un hecho de importancia a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), incluye la compra de siete plantes de hormigón ubicadas en ciudades de las zonas norte, centro y sur de Chile: La Serena, Rancagua, San Felipe, Concón, Quilicura, San Fernando y Chillán.

En el hecho de importancia Unacem resaltó que el precio de US22.2 millones, sujeto a ajustes a la fecha de cierre, será pagado con recursos propios y financiamiento bancario a Unicon. La transacción fue realizada mediante negociaciones directas entre los representantes de ambas compañías. Finalmente, informó que el deal ha quedado sujeto a la aprobación de las autoridades competentes de Chile.

Es la segunda compra en menos de un año. En julio del 2017, Unicon compró la empresa ecuatoriana Hormigonera Quito, también conocida como Horquito, por US$13 millones.

artículo relacionadoSubsidiaria de Unacem pagó US$13 millones por empresa ecuatoriana Horquito

Las plantas de hormigón vendidas a Unacem formaban parte de los activos de Cementos Bicentenario, empresa del grupo Hurtado Vicuña que contaba con 26 plantas en todo Chile antes de la operación. Sin embargo, el mencionado grupo económico reunió siete de ellas y las inscribió como parte de Hormigones Independencia, exclusivamente constituida para ponerlas a la venta, informaron medios chilenos. A inicios de enero, el Diario Financiero informó que el precio, de manera extraoficial, oscilaba entre los US$70 millones y US$90 millones.

El Grupo Hurtado Vicuña debía desprenderse de estos activos debido a un acuerdo alcanzado con la Fiscalía Nacional Económica que luego fue aprobado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia de Chile. El pacto establecía que debía vender los activos de Cementos Bicentenario, líder en el negocio del hormigón y segunda en el sector del cemento en Chile, para cerrar la adquisición del 57% de las acciones de Cementos Polpaico, la mayor productora de ese país. De esta forma, el regulador buscaba que no se reduzca el número de comepetidores en el mercado.

A inicios de marzo medios chilenos reportaron que el Grupo Hurtado Vicuña había propuesto que Cementos Bicentenario absorba Polpaico.

Artículos Relacionados